lunes, 5 de diciembre de 2022

Horóscopo 2023 (II)


 

Leo: Ligar en las bibliotecas tiene su dificultad, pero al menos puedes aprovechar para ponerte al día con el derecho romano. Lavativas con salmuera y friegas de ajo, lo mejor para los ataques de pereza. Trabajar doblando al klingon las telenovelas turcas está muy bien remunerado.

 

Virgo: Es mentira que a los hombres se les conquiste por el estómago, a no ser que sea con churros. Cambia el levantamiento de pesas por el de sellos de correos, tus músculos te lo agradecerán. Eres incapaz de reventar la cuenta de YouTube kids de tu sobrino, quizás debas olvidar tu carrera como hacker.

 

 Libra: Demuéstrale cuánto la quieres, blanquéate el ano solo por ella. Esa alquimia de convertir los carbohidratos en proteínas etéreas con retrolípidos ionizados no pasa la prueba del algodón. Tu Estudio de los movimientos migratorios de los escarabajos peloteros abre muchas posibilidades para aplicaciones ofimáticas.

 

Escorpio: Subir en romería al santuario de la Virgen de la Valvaloca a ver si intercede por ti y obnubila a algún despistado es tu último recurso. Tus problemas de hidratación no se solucionarán sumergiéndote en barricas de sidra. Community manager del lubricante íntimo líder del mercado te hará sentir útil a la sociedad.

6 comentarios:

recomenzar dijo...

Hola muchacho ¿donde está sagitario? Adoro mi signo
Beso

Doctor Krapp dijo...

En lo que me toca:
A los hombres se les conquista por el estómago...y a las mujeres.
Lo demás es pura vanidad, exquisito pitoniso.

Rodión dijo...

Como otros años, muy buenos todos. Me quedo con los textos para los Leo y Escorpio, aunque yo sea Aries (no me quejé de mío, conste). Y estoy de acuerdo con el comentario del Doctor Krapp en referencia al estómago y las conquistas.

Chafardero dijo...

@ Recomenzar:
está a llegar, y viene muy dulce este año

Chafardero dijo...

@doctor Krapp:
No te falta razón, pero los hombrs llevamos la fama, y las mujeres las torrijas

Chafardero dijo...

@ Rodión:
Yo tuve una novia churrera, todavía me acuerdo de ella, y eso que me cebó de lo lindo. Si eso no es amor, yo ya no sé.