lunes, 9 de diciembre de 2019

Horóscopo 2020 (II)





Aries: lucir tableta tiene sus contrapartidas, de sol a sol en el gym. Las academias de pasodobles son una idea revolucionaria para nuestra época, pero tardará en coger ritmo. Desengáñate, partir nueces con el culo ya no enamora a las mujeres, ni siquiera a las de la España vaciada.
Tauro: cambiar al pelma de tu novio por un Satisfyer última generación con función estéreo cinemascope redundará en tu propio beneficio. Nadie como tú sabe la incomprensión que sufren los mandos intermedios. Cuídate de las corrientes de aire, y de las de agua.
Géminis: las horas invertidas en el fortnite no computan para la jubilación, tendrás que cambiar de estrategia. Salir en Tinder en pijama y con las gafas empañadas te resta visibilidad. Por décimo mes consecutivo, Telepizza te ha nombrado cliente del mes, córtate un poco, el brócoli también existe.
Cáncer: ser influencer en el competitivo campo de las castañeras quizás no esté al alcance de tus posibilidades. Si no encuentras el amor de tu vida en una biblioteca, al menos podrás encontrar alguna lectura valiosa. El consejo de ministros ultima un decreto ley prohibiendo los calcetines tobilleros en invierno.



lunes, 2 de diciembre de 2019

Horóscopo 2020

horrorcopo


Sagitario: Al canal de youtube sobre filatelia andorrana le costará arrancar pero te convertirá en un líder de opinión. En tu caso, la resaca ya se ha convertido en una enfermedad común. El look de Adriano Celentano hace tiempo que no impresiona a las mujeres.

Capricornio: Tus problemas con las playmates insaciables te abocarán a retirarte del mundanal ruido y trabajar en un huerto ecológico donde verá la luz un nuevo tomate con sabor a tomate, lo que de rebote aliviará tus cefaleas recurrentes a base de emplastos de pan tumaca.

Acuario: Si los de badoo no te haces ni caso metete en algún foro de Linux que allí hay mucho necesitado. Con las mechas californianas no mejorarás tu autoestima, pero puedes presentarte a casting de chonis.

Piscis: No te engañes, esos kilos de más que con dignidad intentas llevar no son culpa del cambio climático. Si un desconocido te regala flores es que necesita ajustar la medicación. Una starup para imprimir empanadas en tres dimensiones podría ser un negocio suculento.