lunes, 6 de septiembre de 2021

Nirvana


 

Nirvana fue un grupo que tuvo el dudoso honor de poner de moda el grunge, movimiento que supuestamente pretendía recuperar el rock de toda la vida y que en la práctica logró hundirlo en la mediocridad. El desquiciado de Kurt Cobain y sus mariachis crearon un sonido cercano al de un bidón lleno de tornillos roscachapas rodando por una pendiente, sus guitarras parecían trituradoras de basura gripadas, llevaron al extremo su pose garrula que la peña obtusa entendía como el colmo del existencialismo postmoderno. Como tantas veces, las miasmas de un amargado solo daban para un historial psiquiátrico. Gracias al grunge, el rock es hoy un género marginal, solo apto para paladares de lija.

Nevermind fue uno de los discos más sonados de estos rompe tímpanos, entre otras cosas por la portada, con un bebé en una piscina tras un billete, supuestamente un alegato contra el sistema. Ahora resulta que Spencer Elden, el crío de la foto, ha decidido demandar a los que quedan vivos del grupo y a la discográfica por pornografía infantil. El hombre está cansado de que millones de personas le vean la pilila a diario y quiere sacar tajada. En su día sus padres cobraron doscientos dólares por la sesión fotográfica y nunca vieron un pavo por el merchandising generado. Es una pena no saber la opinión de Cobain desde el infierno de los roqueros. Elden no es muy fan de la banda, a la que acusa de haberle arruinado la vida. Aun siendo un mocoso, asimiló muy bien el mensaje de la portada de todo por la pasta. Parece que la única manera que conoce este hombre de llegar al nirvana pasa por engrosar su cuenta corriente. Sinceramente, lo tiene difícil, dado el mal karma acumulado por ser portada de uno de los discos más ramplones de todos los tiempos.

 

6 comentarios:

Rick dijo...

Este tío tiene un morro de aquí a Burgos. Ha debido de olvidarse de cuando se ofreció a posar -en pelotas, claro- para "recrear la portada original", y desde luego lo hizo con bañador más de una vez (cobrando, claro). Pero se ve que ya no hay mucho más que arañar y ahora va a lo grande. Todo por la pasta, sí señor. Y la tontería llega al extremo de incluir en la demanda al primer batería del grupo, que ya no estaba cuando salió ese disco.

Puestos así debería demandar a sus padres, que fueron quienes aceptaron y cobraron, aunque es evidente que los estafaron. Pero en fin, los asuntos judiciales en Yankilandia son tan esperpénticos que igual consigue algo.

Doctor Krapp dijo...

Totalmente de acuerdo con Rick. ¿Este cretino si está traumatizado, por qué va diciendo que él es él de la pilila? Menudo elemento pero mu propio de esta sociedad que alienta la delación como en tiempos de la caza de brujas de los comunistas.
Respecto al grunge no estoy de acuerdo, ya que puede gustar o no gustar, pero es un movimiento tan legítimo o tan ilegítimo como cualquier otro movimiento de la música popular.

Chafardero dijo...

@ Rick:
Sí, yo también me he acordado de sus padres, pero supongo que no podrá sacarles nada

Chafardero dijo...

@ doctor Krapp:
No pongo la legitimidad de grunge en duda. Todo artista tiene derecho a hacer las obras como mejor considere, faltaría más. Pero yo tengo el derecho a criticar sus resultados.

U-topia dijo...

Buaaa, que petardo, mira que suponer que esa foto le ha arruinado la vida... algo habrá puesto él en la parrilla ¿no?

Chafardero dijo...

@ U-Topia:
Qué va, él es una víctima más del sistema explotador, alma cándida que perdió la inocencia en una piscina a tan tierna edad.