lunes, 5 de diciembre de 2022

Horóscopo 2023 (II)


 

Leo: Ligar en las bibliotecas tiene su dificultad, pero al menos puedes aprovechar para ponerte al día con el derecho romano. Lavativas con salmuera y friegas de ajo, lo mejor para los ataques de pereza. Trabajar doblando al klingon las telenovelas turcas está muy bien remunerado.

 

Virgo: Es mentira que a los hombres se les conquiste por el estómago, a no ser que sea con churros. Cambia el levantamiento de pesas por el de sellos de correos, tus músculos te lo agradecerán. Eres incapaz de reventar la cuenta de YouTube kids de tu sobrino, quizás debas olvidar tu carrera como hacker.

 

 Libra: Demuéstrale cuánto la quieres, blanquéate el ano solo por ella. Esa alquimia de convertir los carbohidratos en proteínas etéreas con retrolípidos ionizados no pasa la prueba del algodón. Tu Estudio de los movimientos migratorios de los escarabajos peloteros abre muchas posibilidades para aplicaciones ofimáticas.

 

Escorpio: Subir en romería al santuario de la Virgen de la Valvaloca a ver si intercede por ti y obnubila a algún despistado es tu último recurso. Tus problemas de hidratación no se solucionarán sumergiéndote en barricas de sidra. Community manager del lubricante íntimo líder del mercado te hará sentir útil a la sociedad.

lunes, 28 de noviembre de 2022

Horóscopo 2023 (I)


 

Otra vez les contamos a nuestros lectores por dónde irán los tiros el año que viene. A nuestra proverbial pericia en la lectura astral uniremos los últimos avances en futurología, con un algoritmo que conjuga también la lectura de los posos del vinagre, las circunvoluciones de la berza rizada y los mercados de criptomonedas en Corea del Norte. Aquí van nuestras predicciones.

 Aries: Caerás en las garras de la secta de la Sagrada Croqueta de Jamón, grupúsculo escindido de la Sagrada Croqueta Universal, con peligro para tu alma y sobre todo para tu cuerpo. Echa currículo en Twitter que Musk tiene ganas de carne fresca para la trituradora. Mandar tercetos encadenados por tinder mejorará tu visibilidad ante el otro sexo.

 Tauro: Riesgo de síndrome de túnel carpiano por el reiterado movimiento en el levantamiento de vidrios desde la barra, pudiendo verse afectada la función hepática. El cultivo de alcachofas en gravedad cero y su venta en restaurantes michelín es un buen nicho de mercado. Invítala a un concierto de Ojete Calor, que vea que tienes criterio artístico.

 Géminis: Grandes posibilidades de encontrarte en una avalancha de seguidores de la Ponferradina. Teletrabajar desde el jacuzzi cuatro días cada dos semanas y vacaciones de tres meses puede ser muy estresante.  Lo de la góndola por Venecia cantando a grito pelado O sole mio no enamora si no va acompañado de money money money.

 Cáncer: Hacer gárgaras con anís del Mono no remediará tus males, pero se harán más llevaderos. Con el olfato que tienes para las más ligeras variaciones de presión atmosférica gracias a tu hernia podrías triunfar invirtiendo en los mercados globales. Invitar a unas vacaciones a todo lujo julurioso allana el camino hacia el corazón de cualquier alma sensible al materialismo.

lunes, 21 de noviembre de 2022

Arte Meme


 

Les presentamos la más firme candidata a astracanada del año, y eso que la competencia ha sido dura. Un tiktoker, esa profesión-afición-afán de exhibicionismo que hace estragos en todas las clases sociales, que atiende al nombre de Sunday Nobody, ha subido un video donde monta una cápsula del tiempo para que resista diez mil años. Todo un trabajo a base de madera, metal y hormigón armado. Estos sarcófagos suelen hacerse para legar a nuestros descendientes elementos importantes de nuestra civilización. Ya saben, un compendio del saber de la humanidad, las leyes que rigen el universo, archivos de las principales expresiones artísticas, los libros de recetas de Arguiñano y cosas así. Pero el muy guasón Sunday Nobody ha guardado en algún lugar de la extensa Canadá como recuerdo de nuestro tiempo unos Cheetos. La bolsa de chuches estará bien envuelta en resina para que no caduque en los diez mil años que le esperan. No son unos Cheetos cualquiera, no se crean, es de la especialidad Flaming Hot, que calientan el cuerpo y encienden el espíritu.

Dice que semejante idea es una perfomance de lo que define como Arte Meme, que utiliza elementos de la cultura contemporánea para crear abstracciones. Desde luego, la bolsa de Cheetos estará cien siglos abstraída y llegará al futuro totalmente descontextualizada. Ya nos gustaría saber qué pensarán los que se la encuentren allá en el futuro, si hay alguien para tales menesteres. Al menos los futuros arqueólogos lo tendrán más fácil porque el autor ha añadido un texto explicativo. No tendrán que especular si era el maná que comían los israelitas mientras vagaban por el desierto, o una droga alucinógena que se ingería en festines religiosos donde efebos vestidos de colores chillones emulaban a los dioses con un balón entre las piernas.

Quizás no sea tan mala elección. Podría haber metido las memorias del peluquero de Trump, los calendarios de Putin o los memes de Elon Musk. Al fin y al cabo, que mejor representación de una época basura que comida basura.