sábado, 25 de abril de 2009

Sé tú mismo con El Elefante y Varón Dandy

Vuelve el hombre de verdad, sin aditivos ni conservantes, el de pelo en pecho y mear en pared. Gayeteros y metrosexuales están huidos o recluidos en los putiferios de Tele5. Ya no es tendencia entre machos las cremas anti arrugas para el cutis, mascarillas capilares a base de diente de hiena molido, vitaminas de comino contra la barriguita, crema exfoliante para el culo y depilarse hasta los dedos de los pies.

Vacíen todas las baldas de cuarto de baño de caros e inútiles potingues y recurran a los métodos tradicionales, testados por hombres reales. Su neceser solo necesita un rollo de papel higiénico El Elefante (no limpia pero extiende) y Varón Dandy (mejor a granel que en botella de litro)

La mítica fragancia a base de almizcle y esencia de pimiento choricero es la loción ideal para cualquier circunstancia. Antes del afeitado atempera su olor animal, después del afeitado (en seco y con una cuchilla oxidada, no como el mariquita de Beckham con cinco hojas para cuatro pelos) marca el territorio con su recio aroma y en todo momento cuando necesite revolucionar las feromonas de una hembra.

Otro clásico de la higiene íntima es el rollo de papel El Elefante y su inconfundible color marrón camuflaje. Lo mismo vale para asearse tras unas aguas mayores que como dietario o para envolver el bocata. Su tacto inimitable, la pátina grasienta sobre la que fluye con igual soltura cualquier fluido corporal que la más lustrosa estilográfica, su resistencia que lo hace ideal para papel de regalo, todo en él son ventajas y a precios sin competencia. En círculos editoriales se baraja la posibilidad de que el próximo libro de Risto Mejide se imprima en tan sólido soporte.

Esto es lo que usa el macho macho man de hoy. Naturalidad y sobriedad. Dos gotitas de Varón Dandy y no sabrán a qué huelen las nubes porque huirán a su paso.



4 comentarios:

Daemonicus Imprimatur dijo...

Desde luego, el rollo "El Elefante" me parece el soporte ideal de las ideas de Evaristo Mejías, o como quiera que se llame, y el de más de la mitad de los títulos que se publican hoy en día.

Por cierto, "Varon Dandy" esta bien, pero... ¿Y ese "Brumel", mejor cuanto más cerca?

chafardero dijo...

Otro clásico Brumel. Seguro que Evaristo también lo compra a granel.

noveldaytantos dijo...

...y para merendar un rico bocadillo de Nocilla. (Música en off: Leche, cacao, avellanas y azúcar).

chafardero dijo...

En aquella época creo que la tonadilla era: nocilla qué merendilla, nocilla qué merendilla, que berreaban Siniestro Total en su primer disco