viernes, 25 de abril de 2008

El caro acento




Ya tenemos excusa para darle al diccionario todas las patadas que queramos. Los cuatro gatos que persisten en mandar SMS con acentos, signos de interrogación y demás, desistan del empeño pues se van a empeñar. Escribir con tildes acorta el tamaño de los mensajes de 160 a 70 caracteres en bastantes teléfonos, buena razón para no ser puntillosos con estos palitos que no hacen más que molestar.

Si ya la inexorable ley de la economía lingüística aliada con la ley de reforma educativa había arrumbado en una esquina estos vestigios del pasado, de cuando nuestros tatarabuelos escribían con plumas de ganso, la irresistible fuerza gravitacional de las leyes del mercado les van a dar el golpe de gracia. Las nuevas generaciones, mal educadas en la ESO, ya no tendrán ningún pudor, una vez eliminadas los acentos, en ir a saco a por las preposiciones y vocales, que no están más que para estorbar, reducir los tiempos verbales a los que usaba Toro Sentado, y los sustantivos trocarlos en emoticonos, que donde va a parar lo molones y guays que quedan. Cualquier analfabestia funcional, con cuatro signos, seis consonantes, sobre todo la K que aporta contundencia y sonoridad, y una pizca de creatividad, escribe SMS vanguardistas a fuerza de saltarse todas las reglas.

En lo semántico no se quedan a la zaga los mensajes, que el palabro más utilizado en el medio es el de fistro, préstamo del chiquistaní, que a su vez lo tomó del inglés Flintstones, nombre de la serie de Los Picapiedra en yanquilandia. Lógico pues que se utilice este bello epíteto en este país de cavernícolas. Seguro que también menudean tacos y lindezas varias, que poetas de brocha gorda y pecadores de la pradera nunca faltan.

Las nuevas tecnologías están acabando con las cartas y telegramas. Del buzón solo salen propagandas de GPS y cartas del banco, mientras que los telegramas ya ni para dar el pésame se usan, que ahora con un K psa fistro t viejo mñn btllon p olvdar , asunto solucionado, que el muerto al hoyo y el vivo al bollo, y punto.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

EXcusada la patada al diccionario

chafardero dijo...

no tengo excusa