lunes, 7 de marzo de 2011

Entrevista a Mourinho


Bienvenidos una vez más al programa líder de la televisión analógica, A solas con Sonsoles. Antes de nada, tengo que dar las gracias al fenomenal equipo técnico de Ventorrillo Televisión por la retrasmisión de XIX Concurso interprovincial de imitadores de Enrique Bumbury. Y ahora vamos a pasar a charlar con una de esas personas que no dejan indiferente a nadie, José Mourinho, entrenador del Real Madrid. Muchas gracias por estar con nosotros.
Mourinho: …
Sonsoles: Hoy no vamos a hablar de fútbol, sino de su secreta afición por la decoración de interiores. Díganos de donde le viene.
M: Cuando estaba en Lisboa tenía un cuñado que se dedicaba a las reformas, coordinación de gremios y demás. Yo solía acompañarle a hacer presupuestos, pues mi trabajo en el Benfica me dejaba mucho tiempo libre. Ahí me di cuenta del mal gusto de la gente y decidí intervenir.
S: ¿le ayuda a desconectar de su trabajo?
M: Sí. Cuando jugamos fuera de casa me doy una vuelta por las tiendas de decoración locales para ver qué es lo que se lleva. Entre lámparas y muestras de moquetas es donde suelo preparar la estrategia para el partido.
S: ¿Y de qué manera se refleja su afición a la hora de entrenar?
M: En todos los equipos en que he estado he exigido que los vestuarios estén chapados con azulejos de Cascais, para prevenir a saudade.
S: Se dice que ha ayudado a Ronaldo a poner cuco su nuevo picadero
M: Eso es incierto. Le he hecho un proyecto integral, y si lo acepta y no meten la nariz ni su madre ni alguna de las meninas que le rodean, igual le dedico algo de tiempo.
S: ¿Tus problemas con Valdano son sólo de índole deportiva o hay alguna razón más profunda?
M: Sí. En decoración es partidario del fen sui, y para mí eso es innegociable. Si ese aprendiz de frenópata cree que voy a renunciar a las camas con baldaquín y a las contraventanas dobles porque no fluye la energía, es que todavía no sabe quién soy.
S: Una de sus propuestas en interiorismo es la de recuperar el papel pintado
M: Sí.
S: ¿Qué es lo que le ha empujado a ello?
M: Me gusta.
S: Sí, pero esos motivos de arquitectura manuelina que usted utiliza igual no se entienden mucho por aquí.
M: Ya sé que aquí se lleva más lo churrigueresco, pero eso es innegociable.
S: En los mentideros merengues se habla de su tajante negativa a usar cortinas blancas
M: La cretona roja es una de mis señas de identidad. Es innegociable.
S: ¿Y los estores?
M: Es una cosa de snobs.
S: ¿Sofá o canapé?
M: Sin comentarios.
S: ¿Baño o ducha?
M: Yacusi.
S: ¿Parquet o terrazo?
M: Caoba para las zonas nobles y pino gallego para los pasillos.
S: ¿Qué le parece el estilo Ikea?
M: Para seguidores del Barça no está mal.
S: ¿Le gustan los enanos de jardín? 
M: Sí, pero siempre que veo alguno me acuerdo de Guardiola.
S: Para terminar, permita que le felicite por el título de mejor entrenador recibido hace poco.
M: Ya me lo esperaba. Pero lo que de verdad me haría ilusión sería salir en la portada de Casadiez con el proyecto que tengo para la reforma del palco del Real Madrid. Cuando me den el permiso de obras, voy a encalar todas las paredes y colgar redes y demás motivos marineros, que va a parece un pueblo del Algarve. Va siendo hora de que se respiren nuevos aires en la casa blanca.

4 comentarios:

Luis Cóngrio dijo...

¡Y yo que creía que su casa tendría las paredes enmoquetadas en sinople! Por supuesto, con tapices de motivos relacionados con el bacalao, el latón y las toallas.
Yo, sin embargo, prefiero el gusto arquitectónico clásico gallego: Bloques de hormigón, ladrillo visto, uralita, y nuestro justamente reconocido reciclaje: cierre de metálicos de cama usados y viejas bañeras para recoger agua de la lluvia.
Muy ocurrente. Si no fuera por que he reconocido el verbo del inefable Mou, diría que se lo ha inventado usted todo.

chafardero dijo...

@ Luis Congrio:
La escuela arquitectónica de Chicago bebe claramente del galaico style, y hasta el mismo Mou le ha puesto un tejadillo de uralita a la barbacoa del jardín.

Poyatos dijo...

es que a mí me han dicho que la Uralita es lo que está de moda ahora en París. fíjense que andan pensando en abalorios decorativos tales como incrustaciones de croissants de porcelana en techados uralitosos!

yo, en la intimidad, soy más estilo imperio. sobriedad Victoriana y refocilarme en los apriscos arquitectónicos de un buen interiorismo rococó (sifreddi).

ya sabía yo que este Mourinho (primo del próspero y conspicuo fabricante de almóndigas Lourinho) no tenía dudosos criterios estéticos.

larga vida al interiorismo Madridista!

Himén!!

chafardero dijo...

@ Poyatos:
Una de las señas de identidad del Rococó sifreddi, las cortinas con lamparones, son de las que crean calor de hogar