lunes, 13 de noviembre de 2017

Matraca navideña

Llevamos días ya bajo el fuego cruzado de las ofertas navideñas que servirán para que gocemos en plenitud de estas entrañables fiestas, en las que todas las familias serán una piña y todos estarán a partir un piñón con el prójimo. Para que todo sea así las empresas se dejan los piños por servirnos, generalmente con pingues beneficios.
Como suele ocurrir, la ciencia viene a corroborar algo que el sentido común hace tiempo que daba por descontado. Bueno, lo de científico no queda muy claro, que no sabemos si la psicología es una ciencia social, exacta o infusa. El caso es que una que tiene un título que pone psicóloga, la británica Linda Blair, se despachó a gusto diciendo que los villancicos pueden ser perjudiciales para nuestra salud mental. Según la experta, estos diabólicos sonsonetes repetidos machaconamente que aluden en sus letras la necesidad de comprar regalos, organizar viajes, reuniones y fiestas pueden estresar al personal, sobre todo si estamos dos meses y pico aguantando semejante cencerrada.
Así se demostraría que el nacimiento de Jesús en verdad no es más que una estratagema del maligno para buscar nuestra perdición. No hay noche de paz ni día de descanso que valga mientras nos atosigan con semejantes músicas, así se ahoguen todos los peces de río y se vuelvan a ahogar. Y si encima nos ponen a los coros a la suegra y al cuñado, es normal que más de uno colapse y prefiera refugiarse en la locura que soportar la loca realidad. Con lo feliz que es la gente a su bola tocando la zambomba.  

lunes, 6 de noviembre de 2017

Alta vanidad



El pavonearse delante del prójimo es una de las grandes aficiones de la peña, y desde que existen las redes sociales es todavía más fácil dar la nota. No importa que en la vida analógica te pegues por unas bragas en el Primark, en la vida digital posarás indiferente con un visón mientras tomas caviar a cucharadas. Pero en este juego de apariencias también hay clases y a los rusos hay que echarles de comer aparte.
Las antiguas repúblicas de los soviets pasaron de un comunismo a machamartillo a un capitalismo de catecismo, con una casta de nuevos ricos con el deje hortera de los que pueden comprarlo todo menos el buen gusto. Después están los que quieren pero no pueden, y para ellos ha nacido Private Jet Studio, una empresa moscovita que te alquila un jet privado para que saques fotos en el y luego puedas subirlas a Instagram y que todos tus seguidores se mueran de envidia. Por unos doscientos euros estás dos horas para que hagas todas las fotos que quieras, y si pones el fotógrafo te hacen rebaja. Si te sobra el dinero, por el doble te puedes grabar en video despatarrado sobre el asiento de cuero mirando indiferente por la ventanilla, o haciendo que estudias un informe de ventas amorrado al minibar. El caso es epatar y conseguir likes.

Se preguntarán qué vuelo se puede realizar en esas dos horas de sesión fotográfica, y les diremos que para ese viaje no necesitarán alforjas pues el jet no se mueve de la pista. Así se evita el estrés de volar, y sobre todo la minuta de la tripulación y el combustible. Pero eso sus seguidores no tienen por qué saberlo. Ustedes compongan la sonrisa de superioridad del que se encuentra en la cima del mundo, que cuando se bajen del jet y vuelvan a casa en metro nadie sabrá que es un magnate de tapadillo.

lunes, 23 de octubre de 2017

Permisos perros



La sufrida institución familiar conoce hoy formaciones impensables hasta hace poco. El modelo de mujer, marido y sus churumbeles convive con otros en el que se añaden o eliminan distintos elementos como suegros, cuñados, cónyuges, hijos de anteriores relaciones, un señor de Murcia, etc. La protagonista del artículo es una familia monoparental, no la formada por un adulto y un mono sino por adulto y perro. Es el caso de la bibliotecaria italiana Anna y su setter Cucciola, que solo se tienen la una a la otra, de tal manera que cuando la pobre perra fue operada de cáncer de mama Anna pidió permiso retribuido por motivos familiares. Meses después volvió Cucciola a enfermar de tiroides, y su dueña pidió dos días por la operación. Ahí fue cuando descubrió que no le habían concedido el primer permiso, descontándoselo de sus vacaciones, alegando que el perro no es un familiar. Anna pidió auxilio a la Liga Antivivesección, que en Italia vela por los derechos de los animales. Al final, la universidad de la Sapienza donde trabaja Anna ha rectificado sabiamente, concediéndole los días.
El precedente creado dará mucho juego. En futuros convenios, en la sección de permisos y licencias, entre el de asuntos propios y el de acudir de jurado a un juicio se puede colar la licencia por asuntos caninos. Y quien habla de perros habla de los múltiples asuntos que abarca el mundo de las mascotas, desde acompañar al canario s su primera clase de canto, llevar el gato a la manicura u operar al hámster de fimosis. Y conociendo la picaresca italiana, seguro que ya están trabajando en ello para pedir un año sabático para acompañar a su tortuga a una terapia anti estrés o viajes pagados por el erario público a Brasil para que el pobre mono pueda conocer a sus primos. Pero todo sea por la estabilidad de la familia, base de nuestra sociedad.

lunes, 16 de octubre de 2017

Santa fuga


Desde que entrara el papa Paco a regir la iglesia romana el hombre ha hecho lo que ha podido por enderezar los tristes destinos de la decrépita institución. Si su fundador murió entre ladrones, su sucesor se conforma con comer con ellos, y demostrar que se preocupa, aunque sea un tanto, por los parias de la tierra. Hace poco montó un almuerzo en Bolonia con una veintena de presos para que le contaran sus cuitas. Lo noticioso del asunto es que dos de ellos, napolitanos para más señas, aprovecharon la invitación para fugarse.
No sabemos si dar plantón al sumo pontífice es pecado venial o mortal, pero abusar de su confianza para huir de la trena está tipificado en el código penal. Parece que eran toxicómanos en régimen abierto y quizás iban tan ciegos que no vieron los innumerables dones que derramaría el espíritu santo sobre ellos. La reunión seguro que no fue para echar cohetes, los unos quejándose de lo achuchada que es la vida y el otro aguantando mecha y aconsejando paciencia y resignación, así que se entiende que los napolitanos excusaran su presencia. El día del juicio final tendrán que dar cuenta de sus obras, esperemos que esta no desequilibre la balanza en su contra, pero con lo riguroso que es el jefe de Paco mejor se andan con cuidado. Como penitencia por no haber ido al almuerzo papal a sacarse un selfi en olor de santidad, deberían acudir veinte veces a comer a un McDonald, la mejor forma conocida de ganarse el cielo.   

lunes, 9 de octubre de 2017

Sin pelos en la lengua

felación en fa
Den por Richard Corben
Recientes estudios de la universidad politécnica de Torrelodones han determinado que las felaciones a calvos estimulan la regeneración de los folículos capilares, con el consiguiente aumento del índice de pilosidad. Se recomiénda un tratamiento de tres sesiones diarias durante un año para conseguir resultados apreciables. En caso contrario, que les quiten lo bailado.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Insuperable colección de latas de pimentón

Está a punto de salir el coleccionable que le hará salivar salvajemente, la serie que le reconciliará con la alta cocina. Una nutrida muestra de pimentón no puede faltar en la despensa de cualquier gourmet. El pimentón da color y sabor a nuestros platos, resucita una triste sopa de ajo o revive unas carnes macilentas. Su toque picante eleva la moral de la tropa y desengrasa las neuronas de los escolares. Su versión dulce condimenta pulpos a feira o logra el milagro del chorizo, fiambre por antonomasia.

Con este coleccionable en doscientas veinticinco entregas tendrá una muestra de los principales productores patrios. Presumirá ante amistades y cuñados de los sutiles matices que diferencian los pimentones leoneses de los castellanos, la peculiar textura del extremeño, la ardiente lujuria del murciano. Para abrir boca les presentamos el contenido de las primeras entregas.



purísima concepción pimentón del bueno

Como oferta especial de lanzamiento, con el Nihil obstat de la mismísima Purísima Concepción, Navarro Espinardo pone el listón muy alto, colocando el pimentón murciano en otra dimensión. Se sospecha que en el cielo no dan de otro. Ideal para condimentar patatas a la importancia.

pimentón santo domingo
Desde Aldeanueva del Camino la sobrina de Manuel López también tira de contactos en el santoral, el patronazgo de Santo Domingo es una garantía de calidad. Ideal para criadillas de toro y riñones al jerez.


la dalia pimemton de jaraiz
La Dalia es un pimentón Jaraiz de la Vera, localidad desde donde se controla el tremendamente especulativo mercado de futuros del pimentón. Cualquier hípster que se precie no puede prescindir de él en el after work, su sándwich de pan negro con semillas de lino adquiere un auténtico carácter vintage gracias a la Dalia.
Acudan sin demora a su punto de venta preferido, que nos lo quitan de las manos.

lunes, 3 de julio de 2017

De cómo Flequillo Flojo entróse donde no supo (y VIII)

Flequillo
Dado que Panivino lo estaba poniendo a caldo, Tirso Terco se encomendó al bendito Eolo, que nunca le había negado un soplo de aire fresco ni en la más cruel de sus adversidades. Parece que el dios vino en su ayuda, pues de pronto las acometidas de Marcelino cambiaron de naturaleza. Una vez abierto camino, lo que eran tirones y dolores tornaron primero en un vago cosquilleo y luego en glorioso vaivén.
De pronto se obró el prodigio, las fieras acometidas de Panivino mudaron en olas de placer que lo embargaban. Aquella llama de amor vivo que lo traspasaba por entero mostró al postrado caballero verdades nunca antes presentidas. Ardió por entero y por primera vez de amor del que da vida, del amor que nace de dos cuerpos que se encuentran. Todo su entendimiento quedó en suspenso, atento nada más al fuego que lo consumía y que le informaba de cuán necio había sido hasta la fecha, yendo a buscar el amor donde no se hallaba. Rendido a la sabrosa verga de Marcelino se dio sin dejar cosa, se dijo que en lo sucesivo solo amar sería su oficio, que dejaría las gestas caballerescas y se olvidaría de la ingrata de Brisilda, que nunca supo su amor corresponder y que posiblemente no estuviera tan bien dotada como Marcelino, y abrazaría el amor viril.
Las andanadas de Panivino estaban por hacerle perder el seso. Nunca había abierto tanto los ojos, y no solo los de la cara, ni llegado tan lejos en la comprensión de los misterios de este mundo. Después de haberle dado a modo a su manubrio, el marqués de las Arrimadas se arrimó a Panivino y le metió su verga sin mayor protocolo. De esta entrelazada manera aquella santísima trinidad empezó a remar en la misma dirección, proa contra popa. Rumor de liras, cantos de sirenas, batir de alas, a Tirso se le antojó que las puertas del paraíso se le abrían de par en par. Gozó como solo Ganímedes pudiera hacerlo en el banquete de los dioses, pudo contemplar la divinidad en todo su esplendor un momento antes de que el placer lo tomara por completo y perdiera el poco sentido que le quedaba, yaciendo rendido y olvidado de todo en la desordenada alcoba.
Por tercera vez en aquella agotadora jornada Tirso había caído en los brazos de la inconsciencia, la última de placer colmado. A pesar de dormir con un ojo abierto, la del alba sería cuando el caballero volvió en sí, solo en su nido de amor. Despertó con el nombre de Marcelino en sus labios, más nadie acudió a su demanda. También había zarpado el secretario de la Mar Oceana, dejándolo anegado de tristeza. Ahora que había conocido el verdadero amor, ahora que por fin había encontrado su vocación, se encontraba naufrago y desdeñado, vertiendo lacrimosas querellas en soledad de amor herido.