lunes, 28 de enero de 2019

Radar de morosos

moroso de honor

El gran hermano soñado por Orwell se hace carne de la mano de los avances tecnológicos, sobre todo en China, donde el gobierno no tiene empacho alguno en controlar y clasificar a sus habitantes. En la provincia de Hebei han decidido crear una aplicación para móvil que informe al usuario en tiempo real de la gente que tiene a su alrededor y no está al día con sus pagos. Así es, un radar de morosos, donde todos los que le rodean sabrán los datos del infractor y qué es lo que adeuda. Con este nuevo sistema el esforzado arte del sablazo recibirá una estocada mortal, pues a ver como camelas a un panoli y que afloje unos cuantos miles para ese proyecto rompedor de plantar fresas en el Sáhara cuando desde el iphone le están chivando que el presunto emprendedor debe dinero desde el Gobi al Kalahari. El sacar los cuartos al primo de turno requiere imaginación y persuasión, pero si un dedo acusador te persigue allí donde quieras desplegar tus habilidades ya no se podrá ni robar un caramelo a un crío.
Como el sistema se implante en estas latitudes peligran muchos puestos de trabajo, y no sólo en el gremio de morosos. Si los de Cabify traen de cabeza a los taxistas, esta aplicación sería la tumba de carpetovetónicas empresas tal que el Cobrador del frac o del Torero del moroso, dedicadas a la recuperación de impagados a fuer de perseguir al mal pagador con trajes de opereta casposa. Ya no hará falta el escarnio público ni que un Manolete de catafalco y oro te asalte en la cola del Carrefour, con echar un vistazo al móvil sabrás a qué atenerte.
A pesar de lo afinados que van ahora los algoritmos, el big data y otras implementaciones vía software, confiamos en la creatividad humana a la hora de seguir esquilmando al prójimo. Nos acordamos del gran Vázquez y su entierro multitudinario, tantas fueron los deudos y deudas que dejó, que hubiera burlado el maldito radar y a buen seguro empeñado el móvil delator al primer despiste del primo. Y recuerden, si no quieren que les engañen como a chinos, sigan el consejo que luce en muchas tascas de postín: hoy no se fía, mañana sí.


4 comentarios:

Doctor Krapp dijo...

Tanto torero parado y no por culpa de los animalistas. Tanto frac apolillándose en el armario y no por culpa de tanto arrejuntamiento no formal. El futuro se muestra espantoso y además si antes el modelo eran las socialdemocracias nórdicas ahora lo chino se vende mejor y más barato. No somos nadie y ellos, los que mandan, lo saben

Rick dijo...

A mí esa noticia, si es real, me da miedo. Porque a continuación... ¿cuál será la próxima app? ¿Un detector de homosexuales, de votantes de Podemos, de enfermos de gravedad? No me quiero imaginar lo que puede ser una arma como esa en manos de las empresas de contratación, por poner un ejemplo.

El Gran Hermano ya está aquí con todos sus poderes.

chafardero JM dijo...

@ doctor Krapp:
Sí, los chinos han sabido conjugar lo peor del comunismo y del capitalismo, a ver quién supera eso.

chafardero JM dijo...

@ Rick:
Como pasa muchas veces, la realidad supera a la ficción, y siempre para mal