lunes, 18 de septiembre de 2017

Insuperable colección de latas de pimentón

Está a punto de salir el coleccionable que le hará salivar salvajemente, la serie que le reconciliará con la alta cocina. Una nutrida muestra de pimentón no puede faltar en la despensa de cualquier gourmet. El pimentón da color y sabor a nuestros platos, resucita una triste sopa de ajo o revive unas carnes macilentas. Su toque picante eleva la moral de la tropa y desengrasa las neuronas de los escolares. Su versión dulce condimenta pulpos a feira o logra el milagro del chorizo, fiambre por antonomasia.

Con este coleccionable en doscientas veinticinco entregas tendrá una muestra de los principales productores patrios. Presumirá ante amistades y cuñados de los sutiles matices que diferencian los pimentones leoneses de los castellanos, la peculiar textura del extremeño, la ardiente lujuria del murciano. Para abrir boca les presentamos el contenido de las primeras entregas.



purísima concepción pimentón del bueno

Como oferta especial de lanzamiento, con el Nihil obstat de la mismísima Purísima Concepción, Navarro Espinardo pone el listón muy alto, colocando el pimentón murciano en otra dimensión. Se sospecha que en el cielo no dan de otro. Ideal para condimentar patatas a la importancia.

pimentón santo domingo
Desde Aldeanueva del Camino la sobrina de Manuel López también tira de contactos en el santoral, el patronazgo de Santo Domingo es una garantía de calidad. Ideal para criadillas de toro y riñones al jerez.


la dalia pimemton de jaraiz
La Dalia es un pimentón Jaraiz de la Vera, localidad desde donde se controla el tremendamente especulativo mercado de futuros del pimentón. Cualquier hípster que se precie no puede prescindir de él en el after work, su sándwich de pan negro con semillas de lino adquiere un auténtico carácter vintage gracias a la Dalia.
Acudan sin demora a su punto de venta preferido, que nos lo quitan de las manos.

6 comentarios:

Doctor Krapp dijo...

Acudo sin demora a tu recomendación pero ah mi desilusión... no puede consumir ni en pequeñas cantidades pimentón por problemas en los bajos de difícil resolución.

Un abrazo

U-topia dijo...

Creo que en esta ocasión no seguiré la recomendación del coleccionable, pero me tienta mucho, igual a través del pimentón encuentro la libertad y la felicidad (últimamente hay muchos que me prometen eso y mucho más solo diciendo SÍ).

Rick dijo...

Comparada con la mayoría de colecciones chorras que inundan los quioscos en estas fechas, esta es realmente brillante. La iconografía de las latas de pimentón y derivados es fantástica, y de pequeño yo tenía unas cuantas, las que le iban sobrando a mi madre. Mira tú por donde me has trasladado a la infancia, al estilo Proust.

chafardero JM dijo...

Siempre podrás admirar la elegante y atemporal estética del sector.

chafardero JM dijo...

Los que necesitan dioses o patrias son pobres de espíritu, y ni el más picante de los pimentones puede arreglarlo.

chafardero JM dijo...

Comparar una ñoña magdalena con el recio pimentón no ha lugar, y no es por ser chauvinista