jueves, 5 de mayo de 2011

En la mesa de dibujo

Robert Crumb trabajando
Robert Crumb

Hoy desvelamos uno de los mayores secretos del mundo del cómic: de dónde saca Crumb la inspiración para sus historietas. Creerán que con una profunda reflexión sobre la realidad y su poderoso poder de observación tiene suficiente para enfrentarse a la hoja en blanco. Pero no, hay otro tipo de estímulos que hacen que su pincel no pare.

6 comentarios:

Rick dijo...

Y además el gusto que tiene el señor Crumb por las muchachas "amplias" le garantiza un amplio disfrute.
Si es que donde hay abundancia hay alegría, sí señor.

chafardero dijo...

@ Rick:
Desde luego, las mujeres de Crumb tienen un índice de masa corporal más que generoso. A ver si cunde el ejemplo, que ya cansa un poco ver tanto palo de escoba.

Luis Cóngrio dijo...

¿Pincel? ¿Qué pincel?
No me ha quedado muy claro a cuál se refiere.
Pero sí tengo claro que -de cuando en vez- unos amplios volúmenes son más satisfactorios.
Genial el Sr. Crumb.

chafardero dijo...

@ Luis Congrio:
Como simple pincelada, te comento que este genio dibuja a pluma.

Luis Cóngrio dijo...

Entiendo..., pluma...
¡Bueno! Quiero decir...
Comprendo.

noveldaytantos dijo...

Yo me desconcentraría escribiendo de esa manera. Aunque bueno, de normal ya estoy bastante desconcentrado, la verdad.