lunes, 19 de noviembre de 2018

Quitarse años

de 69 a 49

Siguiendo con los tópicos rancios, hoy veremos como le dan la vuelta cual calcetín al adagio el amor no tiene edad. Emile Ratelband es un holandés de sesenta y nueve años que según él todavía está de buen ver. Tanto, que en aplicaciones para ligar tipo Tinder el galán se las lleva de calle, y más que pillaría si a muchas no les echara para atrás la pila de años que acumula. El médico le ha dicho que pasaría por un hombre de cuarenta y nueve, así que el bueno de Emile ha decidido cambiar su edad real por la que aparenta, exigiendo en el juzgado que en su carné de identidad figuren solo cuarenta y nueve primaveras.
Todavía están estudiando el asunto, pero a priori pinta mal para nuestro don Juan. En el caso de que atendieran su demanda y la peña pudiera quitarse o ponerse años a voluntad, esto iba a ser un cachondeo. Desde luego, sería la manera más fácil y barata de lograr el elixir de la eterna juventud. Veríamos mozas de dieciocho años con tacatá, muchachos en flor con cachava y dentadura postiza, niñatos en la edad del pavo con alzhéimer, o galas de la MTV llenas de adolescentes desquiciadas escuchando a Lady Gaga con Tena Lady. Los geriátricos estarían controlados por pandilleros que se citarían en el comedor para una batalla campal a base de puré y Lorazepam. Podrías darte el lote con una menor de edad que recibió la primera comunión con la duquesa de Alba, o irte de vacaciones con un veinteañero que hizo la mili con Millán Astray.
En fin, que cuanto más joven, más pellejo. Los únicos que saldrían ganando de todo esto sería los de la seguridad social, pues nadie iba a llegar a la edad de jubilación. Pero siempre habría vagos que a los dieciocho se pusieran sesenta y cinco a ver si pillan una pensión.

8 comentarios:

Rick dijo...

Que muchos puretas (tanto mujeres como hombres) han querido siempre quitarse años por coquetería es tradición, pero este tipo de personajes raya en el ridículo. Claro que su verdadera "edad" tal vez esté en su cartera: por el intrés te quiero, Andrés.

Doctor Krapp dijo...

Ese tipo es un poco tonto ¿cómo se atreve a ligar solo con mujeres que le piden el DNI? Además que les enseñe una copia falsificada si es necesario.

Ángeles dijo...

Hola.
Me ha encantado la forma en que has enfocado el asunto.

chafardero JM dijo...

@ Rick:
Sí, quizás se mereciera una zagala que le dejara sin resuello ni ahorros. Pronto se le iba a quitar la tontería.

chafardero JM dijo...

@ Doctor Krapp:
Sería más fácil la falsificación, desde luego, que no creo que le fueran a denunciar por eso sus conquistas.

chafardero JM dijo...

@ Ángeles:
Gracias, y bienvenida por aquí.

U-topia dijo...

Jajaja, que petardo el tío y que creído. ¡¡Mira que intentar que le quiten años oficialmente!!

Se conservará bien de físico pero su coco está magullado.
Tu fino humor ha sacado buen partido de este despropósito.

chafardero JM dijo...

@ U-Topia:
Gracias, pero este don Juan de opereta me lo ha puesto fácil.