lunes, 13 de febrero de 2017

Gayumbos rotos

clásico calzoncillo blanco

Los que desde pequeñitos hemos llevado en el interior Abanderado hoy estamos consternados por la dejadez de nuestros congéneres. Según una encuesta más del cuarenta y cinco por ciento de los hombres lleva calzoncillos viejos o con agujeros, y la cuarta parte de ellos da poca o ninguna importancia a la ropa interior. Ante un tema tan sensible hay que hablar a calzón quitado: el tópico que se regodea en el tipo que solo se quita los gayumbos para darles la vuelta y tirar con ellos un par de semanas más va a resultar cierto, así como que las únicas innovaciones estéticas no van más allá del clásico estampado a base de palominos.
Pero cuando leemos la letra pequeña de la encuesta creemos que no todo está perdido. Primero, porque se hizo en Bélgica, Holanda, Francia y Alemania, por lo que a los bragados españoles podemos darles por ahora el beneficio de la duda. Después, porque Zeeman, la empresa encargada de meter el morro en tales intimidades, preguntó a las mujeres para que hablaran de los calzonazos de sus maridos y novios, una táctica claramente tendenciosa. En estos datos hay un soterrado ajuste de cuentas del sector femenino. O también que el macho una vez que cubre a una hembra de forma regular se olvida del protocolo, de las buenas costumbres y le sale otra vez el pelo de la dehesa. Pero hay un amplio sector de hombres al que no le duelen prendas a la hora de renovar el cajón de los calzoncillos. Los que están todavía en el mercado ponen más esmero en deslumbrar a sus ligues a la hora de bajarse los pantalones.
Nos gustaría conocer una encuesta hecha a los hombres sobre bragas, fajas y demás complementos íntimos femeninos, iba a ser un despendole. Mientras tanto, queremos pensar que dichos como el de que tienes los ojos más negros y más rasgados que los calzoncillos de un gitano son cosa del pasado, que hoy en cualquier mercadillo te haces con tres gayumbos por dos euros.

6 comentarios:

Elvis dijo...

Yo no tengo problema, es el regalo de reyes más recurrido en mi familia, no me preguntes porqué, porque yo tampoco lo entiendo...
Saludos.

Rick dijo...

Vaya. Yo pensaba que quienes se despreocupaban por la ropa interior eran los célibes, los que no solían enseñarla. Pero si esa encuesta es cierta, estamos ante un grave caso de dejadez. En cierto modo puede ser tabién responsabilidad de las mujeres, que no obligan a su pareja a mantener la compostura, pero....

Cuidado. Tal vez algunos de esos que muestran la ropa interior ajada a sus señoras tienen unos cuantos juegos de gayumbos y calcetines nuevos y relucientes escondidos en alguna parte y que solo usan para visión exclusiva de "la otra". Porque a ver si va a resultar que esa dejadez no es más que hastío por una y dedicación exclusiva por otra. Yo, si fuese mujer y me viese en tal situación, me preocuparía.

Doctor Krapp dijo...

Podría tomarme a coña el tema pero en días como hoy donde lees en cualquier diario digital "progre" que el amor romántico es machista y patriarcal te dan ganas de decir que basta de sexismo y de tomarnos a los tíos por una especie de osos sucios, maleducados y violentos. Ya basta de tanta mentira estereotipada para quedar de puta madre con ellas o peor todavía con lo que supone que piensan ellas, aunque en el fondo ni ellas ni uno mismo piense así.
En fin, Chafardero, la cosa no va contigo y sí con mi cabreo.

chafardero JM dijo...

@ Elvis;
Tu estas libre de cualquier crítica sobre tu ropa interior, a pesar de la poca emoción con que recibes los regalos.

chafardero JM dijo...

@ Rick:
puede que alguno tenga unos calzoncillos con diablos rojos estampados escondidos en el fondo de algún cajón por si surge una oportunidad de mostrarlos más allá del monótono lecho conyugal.

chafardero JM dijo...

@ doctor Krapp:
No te me alteres, que esta no es más que una encuesta chorra. Tienes razçon que a fuerza de vendernos el nuevo tipo de hombre poco va a quedar de masculino en nosotros, pero siempre podemos aguarles la fiesta vistiendo calzoncillos blancos y bien sobados.