lunes, 26 de septiembre de 2016

En abril, ferias mil







Sevilla tiene un color especial, sobre todo en la feria de abril, cuando todos la ven tras el filtro de las copas de manzanilla. Pero les sabe a poco, y en referéndum popular han decidido ampliar dos días más el cachondeo. Normal, con lo achuchada que está la vida se necesitan más días para olvidar la realidad, esa desaboría que tan mal fario da.
Las empresas demoscópicas no se han mojado a la hora de adelantar el resultado vistas sus últimas meteduras de pata, pero estaba cantado, por bulerías y peteneras, que el sí iba a ganar de calle. La participación ha sido más que floja, solo un 8% del censo, pero es que la peña ya está reservando fuerzas para el sobre esfuerzo festivo que les espera. De los participantes, el 80% ha dicho que la fiesta no pare, no pare. La iniciativa surgió del grupo de I+D del ayuntamiento, como una propuesta para reactivar la achuchada economía de la ciudad, y los ciudadanos se disponen a sacrificarse por su patria chica. Si hiciera falta, se está estudiando la posibilidad de hacer una semana santa de quince días, que la Macarena ya ha dicho que si hay que meter horas por el bien de la feligresía se meten, que Sevilla bien vale una misa.
Con esta ampliación las charangas y chirigotas al menos tendrán trabajo extra, y hasta ATUN (Asociación de tunas nacionales) ha mandado un comunicado apoyando una media a su juicio revertirá en el tejido económico y jaranero de la capital bélica. Nosotros seguiremos lo más lejos posible de aquel sindios, que ocho días seguidos escuchando sevillanas pueden acabar con las pocas neuronas que aun nos responden.

8 comentarios:

U-topia dijo...

Cada día me consterna más el uso que se está dando a la llamada "participación ciudadana" a través de los referéndum...
Salud-os!!

Doctor Krapp dijo...

Lo curioso del caso es que las llamadas fiestas populares, y se percibe por el enfoque de la pregunta, están más destinadas al turismo que al personal indígena, que cuando llega la ocasión se escapa corriendo y huye de estas celebraciones.
Ocurre en todas las fiestas que conozco llámense como se llamen: desde la Feria de Abril, San Mateo, los Sanfermines, San Froilán etc...

Rick dijo...

Siquiendo el razonamiento de herr doktor (que suele ser muy acertado) y enlazándolo con tu entrada, lo que tenemos al final es lo clásico: la caza del turista. A los nativos les gustará más o menos -ese triste 8% de "votantes" es muy revelador- pero de lo que podemos estar seguros es de que los hosteleros se están frotando las manos.

Rafa Hernández dijo...

Todo dentro de un orden está bien, pero salirse de madre, hasta tratándose de fiestas, se vuelven empalagosas.

Abrazo.

chafardero JM dijo...

@ U-Topia:
Razón llevas, para las cosas importantes bien se guardan de que no metamos baza, pero para votar tonterías no hay problemas.

chafardero JM dijo...

@ Doctor Krapp:
tienes razón, bien veo cómo huyen todos de Pamplona ante la invasión de guiris en chanclas de todos los años.

chafardero JM dijo...

@ Rick:
pero al final la fiesta se acaba masificando y desvirtuando, otro montaje económico más que padecer.

chafardero JM dijo...

@ Rafa:
ya te digo, con lo horteras que me parecen ademas las jaranas sevillanas, que parecen sacadas de algún rancio sainete, encima las alargan.