miércoles, 20 de abril de 2016

El candidato

Ya sabrán que estamos sin gobierno, algo que muchos gobernados agradecemos, pero que a otros llena de incertidumbres. Los partidos llevan meses intentando llenar el vacío de poder con nulos resultados. Que si te juntas con aquel a mí ni me mires, que si está en juego el gobierno del cambio, del recambio o el del pie cambiado, que si Rajoy se ha sentado a esperar a que los demás se aburran, que si Iglesias se corta la coleta antes de liarse con el pijo de Ciudadanos. Vamos, que unos por otros, la casa sin barrer.
En Repámpanos somos conscientes de ser un medio de referencia en el devenir institucional, por lo que echamos mano de toda nuestra credibilidad e independencia para proponer una gran entente que deje de lado los intereses partidistas y todos a una acudir al rescate de la patria. Esta gran coalición de partidos estaría encabezada por un personaje independiente, aunque de contrastada capacidad de liderazgo, referente natural que sepa navegar en los procelosos mares del porvenir. Pasamos a enumerar unos cuantos nombres a los que tan altas responsabilidades les vendrían como anillo al dedo.
Sergio Ramos: zaguero hípster al que todavía se le adivina el pelo de la dehesa, baluarte defensivo en el campo y referente para el gañán medio. Ha españoleado por los cinco continentes, sería líder nato de un gabinete neoliberal salvaje mientras la peña babea con su piba.
Sánchez Dragó: el mayor conocedor de la España mágica se haría con las riendas del ejecutivo para conseguir el segundo milagro español, a saber, mandarnos del primer al tercer mundo, eso sí, sin perder nuestra ancestral idiosincrasia.
Pablo Alborán: la última reencarnación del cantante babosón que hace las delicias de media población. Es capaz de administrar recortes presupuestarios sin vaselina y que los afectados le hagan la ola.
Florentino Pérez: después de años ordeñando las ubres del estado sería el momento de hacer lo mismo, pero desde el otro lado. Por fin España se gobernaría desde el despacho del Real Madrid, sublime cristalización de los valores imperiales que atesora nuestra raza.
Bertín Osborne: trabajador incansable, hecho a sí mismo, personaje todoterreno que lo mismo te monta una sociedad en Panamá que te canta una ranchera en el consejo de ministros. Con su carácter campechano la recuperación económica no tendría más remedio que rendirse a sus encantos.
Angela Merkel: la que realmente lleva años gobernando en la sombra, que salga a la luz y haga uso de su mano dura. Aquí lo que se necesita es una alemana cabeza cuadrada para gobernar a estos latinos de huevos cuadrados.

6 comentarios:

U-topia dijo...

Que conste que lo de encabezar las listas un independiente (a veces tan surrealista como los que mencionas) ya está experimentado en Cataluña. Se puso de moda el invento de los independientes que no lo son claro.
Tu lista de candidatos me genera una gran incertidumbre, son tan interesantes que no sabría por cuál decidirme, así que me voy al rincón a meditar y te cuento otro día.

Rick dijo...

Si valoramos a los candidatos por su grado de efectividad, no hay duda de que la señora Merkel le da sopas con honda a los demás candidatos, que no tienen su entidad marmórea ni su agenda de teléfonos mundiales. Pero deberíamos apostar por un producto del país, y yo creo que el gran Bertín reune en sí mismo todas las acendradas virtudes del español medio. Vaya por él mi voto.

Krapp dijo...

Voto por Bertín como Rick, ya que representa como ninguno la recia reciedumbre y el saber estar del varón español sobrao y con dinero a espuertas.
Con Bertin. Un hombre liberado de complejos y amante del vino, la chirigota y los piropos a las mujeres.
Con Bertín volveremos a ser la España Imperial y por lo tanto, gloria y tronío del mundo entero.
Con Bertín volveremos a beber coñac Veterano y comeremos hasta reventar jamón ibérico de bellota.
Con Bertin. Truhan, señor y sin mariconadas.
Con Bertín. El Gran cuñado de todos los españoles de ley que no se dejan domesticar.

chafardero JM dijo...

@ U-Topia:
pues no le des muchas vueltas que parece que tendremos que votar de nuevo. Como siempre, nosotros sacándoles las castañas del fuego.

chafardero JM dijo...

@ Rick:
sí que da el tipo en lo de ciudadano medio, excepto en la cantidad de señoras-señoritas que se ha trajinado.

chafardero JM dijo...

@ Krapp:
Desde luego, aquí nos merecemos más un Gran Cuñado que un Gran Hermano. Eso sí, yo no aguanto unas navidades con un tipo así.