martes, 10 de noviembre de 2015

Evolución (III)


Tras la airada respuesta del filósofo naturalista, las damas de la adoración nocturna en bloque abandonaron sus asientos y se dispusieron a dejar el casino con gesto ofendido ante las herejías allí vertidas, no sin antes advertir al señor alcalde lo vergonzoso que era que con el dinero de las arcas públicas se subvencionaran semejantes majaderías. A don Pancracio, hombre práctico ante todo, le traía sin cuidado si la humanidad había bajado de un árbol o de una parra, pero que la gente de orden se le sulfurara y viniera a quejar por las teorías que Cirilo había oído por esos mundos de dios le parecía peor. Además, de la humanidad no le constaba, pero los de Valdenabo, la siempre vil, era bastante posible que descendieran de algún piojoso chimpancé.
El auditorio estaba dividido entre los que juzgaban increíbles las propuestas evolutivas, los que apuntalaban los principios de la fe armados con rosarios y estampitas, los que no se enteraban de nada y los pocos que hacían piña con el conferenciante y la modernidad que tanto tardaba en llegar a Ventorrillo. Entre tanto, el páramo se vio barrido por fuertes rachas del yermo cierzo que estremeció el paisaje desolado del invierno.  Jirones de viento helado se colaron por los recovecos y galerías sobre las que se asienta Ventorrillo, haciendo vibrar el gran órgano natural que es el dédalo de cuevas. Esa música, que desde tiempo inmemorial había condicionado a los habitantes del pueblo, sutilmente se dejó oír por los salones del casino donde se libraba la batalla entre tradición y modernidad.
De repente, sobre todas las voces que mandaban callar a Cirilo, jaleaban al cura o pedían la intervención del señor alcalde, se impuso la de Aniceto Parco, otro de los referentes culturales de la comarca. Su figura juncal, perfil de torero de salón, ademanes ampulosos y su mirada cortante se hicieron hueco entre el barullo imperante.
—Desde luego, nuestro eminente convecino hubiera excusado la tournée por media Europa que ha hecho a nuestra costa para venir aquí con esas noticias que en los más prestigiosos círculos académicos e intelectuales llevan mucho tiempo desacreditadas. Pero claro, igual el tiempo que debería haber dedicado al estudio y a la investigación lo invirtió en confraternizar con la fauna local, sobre todo en su rama femenina, y no tuvo tiempo de informarse de los últimos avances científicos. —El grupito de seguidores del historiador local dejó caer por lo bajo   piropos tales como sátiro y mujeriego a la vez que alguna dama demasiado sensible intentaba hacer como que no oía palabras tan escabrosas.

9 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Creo que ya te lo dije en la primera parte, sino recuerdo mal. Esto lo suyo es que acabe a hostias, y no de las de Cristo.

Abrazo Chafardero.

Rick dijo...

Al final es lo de siempre: cuando no hay argumentos para rebatir, se descalifica aludiendo a los comportamientos personales. Esto me está sonando esto..

chafardero JM dijo...

@ Rafa:
acertarte, que por estos lares las diferencias se resuelven a base de sopapos.

chafardero JM dijo...

@ Rick:
en realidad lo que hay son diferencias personales, o mejor dicho envidia, lo de menos son los argumentos.

Dr.Krapp dijo...

Me acabo de leer los tres textos de Evolución con sumo gusto y yo que soy de buscar antecedentes no dejo de recordar viejos Films que participan de ese espíritu de casino y fuerzas vivas. Berlanga, Cuerda Don Camilo y una película de Luis Alcoriza justamente llamada Las fuerzas vivas sobre liberales y conservadores.
Nada de ello va en desdoro de su atractiva historia, chafardeante chatarrero y así quiero hacerlo constar ipso factores.
Saludos cordiales.

Dr.Krapp dijo...

Perdón por la trastada de mi tablet cambiando chafardero por un insólito chatarrero.

U-topia dijo...

Uyy!! Esto acabará mal que lo veo venir, aquí hay muchos rencores acumulados que salen por todas las fisuras incluidas las teorías "científicas". El reñidero ibérico es así de granado siempre.

Salud-os!!

chafardero JM dijo...

@ Dr. Krapp:
nada más lejos de mi intención que ser original en temas como éste, que lo carpetovetónico es enemigo de la imaginación.
Saludos chatarreros.

chafardero JM dijo...

@ U-Topia:
Si, aquí también usan la cabeza para envestir