jueves, 10 de septiembre de 2015

Crucero paranoico

un mar de sospechas



Para atajar el síndrome post vacacional lo mejor es preparar con calma las siguientes vacaciones. Como estáis hartos de pasear entre piedras milenarias o de coceros en el chiringuito de guardia os proponemos una forma nueva de perder el tiempo. Una compañía con el sugerente nombre de Divine Travels nos invita, previo desembolso de unos 1200 dólares, a un crucero holístico, una visión integral de todas las conspiraciones habidas y por haber.

Mientras van de Los Ángeles a la Ribiera mejicana, además de los entretenimientos típicos de este tipo de singladuras, podrán seguir un interesantísimo ciclo de conferencias sobre transgénicos y otros terrores botánicos, Monsanto y sus chanchullos, las abejas que mueren de flor en flor, el calentamiento global y otros más localizados, las petroleras que fracturan todo lo que les dejan y más, la relación entre las vacunas y el autismo, las taimadas farmacéuticas inventándose nuevas dolencias, la maldición bíblica del sida, junto a un surtido de misterios arqueológicos varios, y por supuesto, desvelarán por fin quién mato a Kennedy. A bordo de este crucero de lo oculto sabrán de quién es la mano que mece la cuna, quién esconde datos, altera conciencias, compra almas, vende armas o simplemente da por culo.

Los temas a tratar apestan, pero se han dejado algunos de vital importancia en el tintero, a saber, la implicación de actores helenísticos adictos a cultos dionisiacos en el contubernio que puso fin a la vida de Viriato, o la influencia que tuvo el brazo incorrupto de Santa Teresa en la gestación del Segundo Plan de Desarrollo, asuntos que a muchos nos quitan el sueño.

Para andar en tierras tan resbaladizas se han buscado expertos que pisan con pie firme. Tenemos representantes de todas las profesiones liberales, desde abogados anti-transgénicos a futuristas, investigadores del control mental y lo paranormal, ufólogos, peritos en círculos en cosechas, educadores astrológicos y otras categorías profesionales que ni imaginábamos que pudieran existir.

En estas vacaciones en el mar al fin se caerán del guindo y verán la luz, gracias a este fenomenal equipo multidisciplinar descubrirán quién mueve los hilos en la sombra. Y es posible que ustedes mismos pasen a ser parte del selecto grupo de conspiradores y aprendan las más arteras mañas de control de masas y consigan que los sobaos pasiegos sean el dulce de referencia de media humanidad o que las amorfas masas futboleras abandonen el balompié y se dediquen en cuerpo y alma a la filatelia.

6 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Resumiendo, y como siempre, se aprovecharán y serán cuatro cabrones los que chupen del bote.

Saludos.

Rick dijo...

He llegado a la conclusión de que, si no puedes hacer nada, cuantas más cabronadas conoces más amargado estás. Y como no me voy a poner ahora en plan vengador justiciero, soy tan cobarde que prefiero quedarme como estaba, ignorante de tanta conspiración como anuncian los conspiranoicos. Ya vendrán los extraterrestres a salvarnos. ¿O no?

chafardero JM dijo...

@ Rafa:
En este caso chuparán los del paquebote que son los que organizan el sarao a buen precio.

chafardero JM dijo...

@ Rick:
Bastante mal están las cosas para que enciman busquemos conspiraciones hasta debajo de las alfombras.
Y los extraterrestres como lean un informe de estos bien informados se lo van a pensar dos veces antes de meternos mano, no vayan a salir escaldados.

U-topia dijo...

¡¡VA DE RETRO....!! No me meten en un Crucero ni jartavino, y con ese contenido menos aún. Desde luego es que lo explotan todo y siempre hay quien pica.

chafardero JM dijo...

@ U-Topia:
Yo tampoco soy muy amigo de cruceros y en éste se puede reunir una fauna de cuidado. El mayor fallo que le veo es que la travesía tenía que haber sido por el triángulo de las Bermudas, pero les faltan bemoles.