lunes, 16 de marzo de 2015

Ovina wifi


Hace tiempo que la literatura pastoril no está de moda. Han caído en el olvido los nemorosos versos del divino Garcilaso y tantos otros, donde unos galantes pastorcitos, cerca del Tajo en soledad amena, desgranaban sus cuitas de amor, jurando que morirían a los pies postrados de la que con tanto rigor los trataba. Hoy en día los pocos pastores que en el mundo quedan malviven a la intemperie cañada arriba cañada abajobregando con unos rebaños que no valen lo que comen. Pero hasta esos perdidos pagos llega la revolución tecnológica, trasformando ese oficio milenario en una profesión de vanguardia.  
En la universidad de Lancaster, el profesor Gordon Blair y su equipo han tenido la brillante idea de colocar a las ovejas un collar que ofrezca conexión wifi. Como ven, estos ingleses pasan del internet de las cosas y se centran en el internet de los animales. Argumentan que con esta wifi a cuatro patas se eliminarían los problemas de conexión que sufren en el medio rural. Desde luego, sería un espaldarazo para un sector que lleva años agonizando. El sufrido pastor pasaría a ser un gestor de redes semovientes, y pobre del que intente gorronear wifi que se puede llevar un zurriagazo de padre y muy señor mío. Desde ahora los desaprensivos no se acercarán a trasquilar ovejas si no a descargarse toda la saga de star wars gracias a Lucera. 
Es una innovación que puede extenderse a otros ámbitos agrarios: usar los cuernos de la vacas como repetidores de telefonía o cerdos ibéricos con conexiones 4G serían opciones interesantes. Mientras tanto, bienvenida sea la wifi borrega, muchos estarán encantados de conectar gracias a sus congéneres. 

8 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Ya ni los pastores son lo que eran con tanta tecnología. Hasta los pastores llevan los móviles más modernos que hay en el mercado.

Saludos.

Rick dijo...

Ah, pues está muy bien esa idea de postes móviles, que a fin de cuentas es lo que son estos abnegados pastores. Y por otra parte supongo que esto será un sobresueldo, ¿no?

Dr.Krapp dijo...

No entiendo yo esta historia. ¿Se supone que los usuarios de la WiFi tendrán que trashumar cuando las ovejas suban a los pastos de verano o bajen a los pastos de invierno? Las ovejas se mueven lo lógico sería colocarles la WiFi a animales sedentarios debidamente estabulados.

chafardero JM dijo...

A Rafa:
Lógico, tiempo tienen de sobra para trastear con ellos.

chafardero JM dijo...

A Rick:
Eso espero, que al final revierta en una mejora económica, porque con la lana no sacan pa ná.

chafardero JM dijo...

A doctor Krapp:
Tienes razón, y los rebaños no suelen pasar cerca de grandes concentraciones de gente, así que no sé si aparte de algún guarda forestal y montañero perdido tendrán muchos más clientes para conectar.

U-topia dijo...

Jajajaja, cuando te leo nunca sé si lo que dices es cierto o producto de tu imaginación...

Desde luego no parece muy productivo colocarles el wifi a las ovejas pero quien sabe cuáles son sus propósitos.

Saludos!!

chafardero JM dijo...

A U-Topia:
Puede ser una artimaña de la SGAE para controlar el pirateo por internet, o una maniobra de la industria láctea para promocionar el queso de oveja