lunes, 12 de enero de 2015

Entrevista a Rodrigo Díaz






la tizona




—Hola a todos, y bienvenidos a Ventorrillo TV. Soy Sonsoles de la Solana, y tras nuestro exitoso programa gastronómico Cien maneras de deconstruir un bocata de atún, iniciamos un nuevo formato de entrevistas. En él, una serie de importantes personajes históricos pasarán por nuestro estudio para mostrarnos su faceta más cercana y humana. Y qué mejor que empezar por don Rodrigo Díaz,  El Cid para amigos y enemigos. Buenas noches.
—Buenas noches, zagala.
—Nuestra audiencia arde en deseos de saber cómo se conocieron usted y doña Ximena.
—Pues como tantos mozos de nuestra época. Venía yo con mi mesnada de batallar con el moro cuando hicimos un alto en el monasterio de Cerdeña, donde a la sazón estaba Ximena recibiendo enseñanzas de los padres benedictos sobre hierbas y afeites. Plugiese nuestro señor que en aquella campaña criase almorranas de tanto correr moros, que no veía descanso ni de día ni de noche. Pero la buena de Ximena me administró una cataplasma de no sé qué que fue como si se abrieran las puertas del paraíso. Además, entre nos, nadie como ella para hacer huesos de santos.
— ¿Y qué les gusta hacer en vacaciones?
—Antes de conocer a Ximena, mi familia de toda la vida era de veranear en las Asturias de Oviedo, por lo bien que se está allí a la fresca. Pero mi esposa es más de tomar  baños de mar en las playas de Levante, y no le voy a recordar a usted el precio del hospedaje por aquellos lares en época vacacional. Esa fue la razón principal para que me tomara las fatigas de conquistar Valencia, para que callara mi mujer.
—No voy a descubrir ningún secreto si comento que lo de sus hijas con los infantes de Carrión acabó como el rosario de la aurora. ¿Qué tal llevan Laura y Sol sus separaciones?
—Las hijas de mis ojos han fuertemente llorado las afrendas de esos mal nacidos, más presto volverán a desposar, y con gente muy principal. Esté atenta que pronto serán portada del Hola.
—No sabe lo que nos alegra oír eso. Y cuando se sienta a la mesa, cuál es su plato preferido.
—Para tirar de mandoble lo mejor son los torreznos y el cocido, pero entre nos, tengo que reconocer mi debilidad por los langostinos con gabardina.
—¿Y cuando no está guerreando, cómo mata el tiempo?
—Pues lo propio de gente de mi condición: la caza, la pesca, algo de cetrería, alguna justa para no perder la forma. Pero últimamente tengo en mientes una idea que no me abandona, y dios mediante me voy a liar la manta a la cabeza y montar  un centro de interpretación de la brisca.
—¿Quiere decir que ya piensa en la jubilación?
—Todavía no llego al mínimo cotizado para colgar la espada, pero es para pensárselo, zagala. Castilla ya no es tierra de pan sino de alcábalas. El otro día me paró la guardia civil caminera y me pidieron el permiso de armas al ver mi tizona y mi colada. Y lo de Babieca, que si había pasado la ITV. Me dejaron sin un maravedí.
—Con la llegada de Felipe VI se vuelve a comentar por los mentideros de Burgos  lo de qué buen vasallo si hubiese buen señor. ¿Qué nos puede decir?
 —Que hay mucho desocupado con ganas de buscarme la ruina. Y mejor me estoy callado que ya me han desterrado bastantes veces y el nuevo rey es de la misma hechura que los precedentes.
—En cambio, a su lugarteniente,  Minaya Alba Fáñez, se le ve muy activo últimamente.
—Siempre le ha gustado ir donde está la acción. Ahora dice que quiere ir tras los moros esos del estado islámico. Yo prefiero folgar a la sombra de la colegiata de Covarrubias, que ya he corrído lo mío.

8 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Este si que fue fiel; como que de tan fiel fue tonto.

Saludos amigo.

Un paseante dijo...

Muy bueno lo del centro de interpretación de la brisca, que por otra parte tiene su lógica: si ya ha hecho dinero suficiente, es lo más decente a lo que puede dedicarse un personaje como él, que sabe bien las traiciones y las ruindades que esconde el poder.

Dr.Krapp dijo...

Me has ampliado mi visión de tan egregio personaje al que ya hace un tiempo le hice una entrevista aunque allí se mostró más seco y reticente:
http://suicidasperezosos.blogspot.com.es/2008/08/espadas-y-corazones.html
Saludos

chafardero dijo...

@ Rafa:
es que antes el amor era para toda la vida, quisieras o no.

chafardero dijo...

@ Paseante:
Sí, lo mejor es retirarse a alguna fundación sin ánimo de lucro, pero este hombre como es tan honrado que ni se le pasa por la cabeza.

chafardero dijo...

@ Dr Krapp:
nosotros no hemos querido profundizar en el asunto de las huríes, no fuera a darnos un mandoble, pero rumores haberlos, haylos

U-topia dijo...

Mira que sabe el Cid ¿eh? Conquista para complacer a Ximena y les gustan los torreznos y los langostinos con gabardina........ ahhhh y encima se nos vuelve pacifista???

Que buen rato paso con tus historias.

chafardero dijo...

@ U-Topia:
más que pacifista, que el hombre ya no está para perseguir infieles, que los de ahora son muy levantiscos.