lunes, 24 de marzo de 2014

Infidelidad móvil


En el mundo de las aplicaciones para móvil pueden encontrar ustedes utilidades de dudosa utilidad, desde programas que separan los que pican de los que no entre los pimientos de Padrón hasta los tristemente clásicos de pedos y eructos. Todas las páginas para conocer gente y ligar  tienen su respectivo icono en la pantalla de inicio de cualquier single que se precie. Pero los casados y emparejados también tienen derecho a arrimar la cebolleta, y para ellos ha nacido Ashley Madison, app para echar una canita al aire. Usted se apunta y le garantizan que de forma confidencial entrará en contacto con otros usuarios y usuarias dispuestos a coronar a sus parejas. Para que luego digan que la tecnología no facilita la vida. Con esta verdaderamente práctica aplicación evitará ir de ligue a la provincia vecina o a garitos de dudosa reputación, lejos del primo inoportuno o el vecino cotilla. Con los nuevos móviles inteligentes hasta el más tonto podrá dársela con queso a su pareja. 
Pero la cosa no queda aquí. En recientes declaraciones de un responsable de Ashley Madison, sacaba pecho presumiendo de que ya eran más de veinte millones a nivel mundial los afiliados dispuestos a una aventura extramatrimonialDe ellos, millón cien mil eran españoles, siendo uno de los países líderes en el ramo. Si cruzamos estas cifras con las que mostramos hace poco, que nos situaban en el sexto puesto en la escala del vicio, vemos que la cristiana educación que recibimos no ha servido de nada. 
Millón y pico de infieles registrados, más los que van por libre, son muchos infieles sueltos. Lo cual nos lleva a lo siempre, que no puede uno fiarse de nadie, a no ser de que diseñen otra aplicación para móviles que distinga entre los que son de fiar y los que no. Pero mucho nos tememos que la tecnología no ha avanzado tanto. 

10 comentarios:

Rick dijo...

Bueno, si la cosa no pasa de un blablabá, es medio pecado. Aunque se peca con la intención y no las consecuencias. Pero es verdad que se ahorra uno dinero, tiempo y riesgos.

De todos modos, volvemos a lo de siempre: la virtualidad es una tontería. Las cosas, o se hacen bien o no se hacen.

Dr.Krapp dijo...

Pero chico, si Internet ha hecho infieles a los españoles y otra fauna desde mediados de los 90, que no nos vengan con aplicaciones a móviles y otras menudencias. Además en caso de sospecha ¿cual es el primer sitio que ira a buscar la pareja? No, ya no hay cartas en el secreter o en la mesa del ordenador.
Que les vaya bien a los mercaderes de la infelicidad y que se coronen a si mismos como reyes del timo.
Salud

U-topia dijo...

Jajajaja, no sabía que había esta aplicación tan civilizada.
Y tienes mucha razón, no se puede una fiar de nadita nada.

E..P.. dijo...

La infidelidad solo trae problemas lo hagas como lo hagas a plazo corto o largo acaba jodiéndote.
Ligar por internet, por el movil para los promiscuo bien, aunque la mayoría, se darán con un canto entre los dientes. De lo que veas creerte la mitad de lo que no veas no te creas nada....
A mi me va muy bien siendo fiel a mi pareja.

Saludos.

Rafa Hernández dijo...

Yo creo que él que quiere o la que quiere ser infiel, no se necesita de tanta tecnología. Siempre ha existido la infidelidad y existirá. Aunque hay que reconocer que para quienes les va estas dotes, ahora con esto de tanta tecnología lo tienen más fácil, hasta que llega la pareja y te pilla.

Saludos.

chafardero dijo...

@ Rick
ya se sabe, empieza uno de palabra y acaba de obra y repitiendo, que en esto del pecar todo es empezar.

chafardero dijo...

@ Dr Krapp
Desde luego, esto es olfato para los negocios, hacer caja con la infidelidad ajena. Ya me gustaría ver al creador el día que se encuentre a su pareja entre sus socios.

chafardero dijo...

@ U-Topia
Pues ya sabes, si quieres ser una infiel civilizada, ésta es tu app

chafardero dijo...

@ E. P.
tienes razón, que la gente presume mucho de boquita, y a saber cuántos de ese millón hacen algo más que estar apuntados

chafardero dijo...

@ Rafa
desde luego, nadie se libra de que tu pareja te chequee el móvil y te caigas con todo el equipo.