lunes, 24 de febrero de 2014

Queen Cayetana

Dentro de unos meses los escoceses tendrán que elegir entre seguir pegados a las faldas inglesas o volar por su cuenta. Visto el tirón que tiene por aquellas latitudes instituciones tan vetustas como la monarquía, están buscando quien ocupe el trono de los Estuardo, última dinastía que reinó en el país hasta principios del siglo XVIII, y entronizarlos en la nueva y flamante Escocia independiente. Pero parece que la descendiente más cercana de los Estuardos es Cayetana Fitz James Stuart, a la sazón duquesa de Alba. Al menos es lo que especulan en el Daily Express, creen los mal pensados que por meter miedo a los partidarios de la independencia.
Como suele decir el Borbón que nos ha caído en suerte, la corona es el símbolo de la permanencia y unidad de la patria; y como de permanencia la de Alba sabe un rato, auguramos siglos de felicidad a la nueva Escocia. Podrán romper las cadenas que les atan a la Pérfida Albión y estrechar nuevos lazos con la tierra de la petenera. Ese torrente de vitalidad mediterránea que es doña Cayetana teñirá de color las calles de la sombría Edimburgo, una corte de muletillas y palmeros espabilará a los taciturnos escoceses, la manzanilla se codeará con el güisqui, la bata de cola y la falda escocesa abrirán al alimón los grandes saraos. Porque doña Cayetana tiene porte y tronío para eso y más, que está en sus mejores años.
Más nos preocupa el duque consorte, Alfonso Díez, que no lo vemos con la faldita tradicional y sin nada debajo, no se nos vaya a resfriar. Aun así, la trayectoria vital de este hombre es de biopic hollywoodiense protagonizada por Mel Gibson. Empezó de funcionario de la seguridad social y acabará como testa coronada, además de ser el primer palentino (hablamos de memoria, que no hemos consultado los anales) en ser rey de Escocia. Para un amante de las antigüedades como él sentarse en el trono de Macbeth tiene que llenarle de justo orgullo. Y por mucho que el bosque de Birnam se eche colina abajo, a un castellano viejo como él no lo mueven del trono ni con agua hirviendo.
Todos aquellos que se hayan mostrado tibios con la desanexión escocesa ahora tienen un buen motivo para apoyarla: vamos a ceder a una gloria nacional para que otra nación pueda nacer. Y lo a gusto que nos vamos a quedar. Por el mismo precio podemos enviarles un par de infantas, que aunque sea de florero les pueden hacer un apaño.

8 comentarios:

Rick dijo...

Pues no había pensado yo en eso... sí señor, por el mismo precio nos quitamos de encima a esta señora tan "expresiva" y estrechamos lazos con la nueva potencia mundial.

Además también, indirectamente, nos acercamos un poco a la orgullosa reina Isabel: quién verá a las dos, mano a mano, contándose batallitas. Y con un poco de suerte, igual la desaboría isleña se contagia del tono jaranero que luce Cayetana...

Gracias a ella, igual acabamos tumbando a la Pérfida Albión. El pobre Felipe II se revolverá en su tumba: ¿Y para esto mandé yo a mis naves a luchar contra los elementos? Está claro que se equivocó de elementos. O elementas.

U-topia dijo...

Jajajaja!!

¿En serio va lo que dices? ¿Los escoceses buscan monarca? ¿Y la de Alba es la primera candidata?

Imposible, no puedo creer algo tan descabellado.

Salud!!

Dr.Krapp dijo...

Aquí el amigo Chafardero se ha mostrado informado y hasta diría que ecuánime y cabal. Visto ésta que el pariente más directo de la dinastia Stuart, los Estuardos de toda la vida, es esta señora que por candidata podría ser candidata a los tronos de media Europa. Por aspirar, podría aspirar al trono en una Galicia independiente aunque viendo lo poco que frecuenta sus posesiones en esta tierra quizás le costase venir y pillar un resfriado poco aconsejable para mujer tan rumbosa.
Saludos

chafardero dijo...

@ Rick
pues resulta que la de Inglaterra y la de Alba son íntimas desde los tiempos de los bombardeos a Londres en la segunda guerra mundial. Y las dos tiene pintas de sobrevivir a otras dos guerras más.

chafardero dijo...

@ U-Topía:
Dicen que es para meter miedo a los independentistas, y voto a bríos que lo van a conseguir.

chafardero dijo...

@ Doctor Krapp
Lo de esta mujer son las sevillanas, las muñeiras son demasiado campesinas para ella. Además, por la noche en una corredoira tiene que dar más miedo que la santa compaña.

Aristos Veyrud dijo...

Ahora entiendo porqué mi abuela y su pandilla estaban tan entretenidas una tarde, y olvidaron ir a su acostumbrada misa de 6, cuando estaban pegadas a la red buscando información de un tal Alfonso Diez, que hasta ahora me entero que aparte de ser un número es también un apellido.

chafardero dijo...

@ Aristos
pues como lo coronen rey de Escocia a tu abuela le esperan días muy agitados.