lunes, 6 de enero de 2014

Parade postapocalíptico





Nada mejor para empezar el año que un paisaje postapocalíptico a cargo del divino Parade. Su nuevo disco, Amor y ruido, con toques franceses e italianos, lleno de detectives modulares, vampiros reaccionarios, emperadores sin imperio y mucho amor alien, navega como siempre entre la belleza y la fantasía.
En el video de presentación nos recrea con su habitual ironía el paisaje tras el Armagedón, con zombis quemando goma por caminos polvorientos a la caza de la poca gasolina y carne fresca que queda, mientras éstos se defienden con uñas, dientes y hasta alfileres, que todo vale con tal de no acabar de primer plato. Menos mal que en este futuro a lo Mad Max hay tiempo también para remansos hogareños, que con apocalipsis o sin él, todo guerrero necesita un kit kat.

8 comentarios:

Aristos Veyrud dijo...

Cuando toca toca a cascar sombis...
Abrazos!!!

Rafa Hernández dijo...

Joder a mí eso como que ne da un poco de yuyu.

Un abrazo.

Rick dijo...

Es un contraste curioso, entre lo tremebundo del video, el mensaje y sin embargo ese tono pop casi dulce que usa este señor. Sí, debe de ser cierto eso de que todo guerrero necesita un Kit Kat a veces...

Dr.Krapp dijo...

Estoy seguro el Apocalipsis vendrá para quedarse cuando el agua se convierte en miel y todos sucumbamos tras la pegajosa urdimbre de las abejas.

chafardero dijo...

@ Aristos:
Y como ya están muertos ningún remordimiento a la hora de cargártelos.

chafardero dijo...

@ Rafa
solo tienes que evitar que te coman el cerebro, por lo demás son inofensivos.

chafardero dijo...

@ Rick
ahí reside parte del encanto del tema, la distancia que hay entre el mensaje y la música. Algo parecido suele hacer el de La Casa Azul.

chafardero dijo...

@ Dr Krapp
Con lo que me gusta a mí la miel se me hace la boca agua esperando el momento de semejante apocalípsis