lunes, 17 de junio de 2013

Antes tonto que rojo

En el PP no hay listos

 
Las razones que llevan a uno a hacerse de izquierda o de derecha son muchas y variadas. El ambiente familiar, la educación, inquietudes sociales, presión religiosa, imperativos éticos o cualquier otro estímulo que le pueda a uno salir al paso hacen que te conviertas en un carca o en un progre. Como siempre, es la ciencia la que viene a sacarnos de nuestro error. Un trabajo aparecido en Psychological Science firmado por Gordon Hodson y Michael A. Busseri afirma que los de derechas se caracterizan por ser unos ceporros. Estudiaron a quince mil personas comprobando su coeficiente de inteligencia cuando tenían once años y a los treinta y tres volvieron a entrevistarlos para saber sus posiciones políticas. Según estos autores, las personas con más bajo coeficiente intelectual son más proclives a demostrar inclinaciones conservadoras. La explicación que aportan es que estos individuos tienen mayores dificultades para adaptarse y asimilar las diferencias, por lo que buscan mantener el orden establecido para tener una sensación de seguridad.
Así que los que pensaban que los de derechas no tienen dos dedos de frente aquí tienen las pruebas, aunque la verdad es que hay que mirar mucho para encontrar diferencias apreciables entre los principales partidos de derechas y de izquierdas, meras correas de transmisión de los poderes económicos. Necios son los que siguen creyendo en esa división que resulta falaz desde hace tiempo. De acuerdo que al ver la cúpula directiva del PP podemos sospechar que en este estudio hay más razón de la que parece, pero nosotros también tenemos que hacernos los tontos para poder soportarlos, a estos y a los demás.


2 comentarios:

Rick dijo...

Decía Felipe González que a estas alturas las diferencias entre derecha e izquierda deberían ser únicamente de tipo económico. Que nadia discutía ya la inevitabilidad del capitalismo, y que la diferencia estaba en el reparto más o menos equitativo de los beneficios.

En lo social, en los derechos individuales, la diferencia ya no es derecha-izquierda, o no debería serlo: los cerriles, los reaccionarios, nos los podemos encontrar en cualquier bando. Hay supuestos socialistas más carcas todavía que algunos del PP.

Otra cosa son algunos del PP que se definen como "liberales" cuando el único tipo de liberalismo que conocen es el económico. Que de eso también hay mucho.

chafardero dijo...

@ Rick:
Y tanto, que a la hora de imponernos las clases de religión o las corridas de toros no se les ve tan liberales