lunes, 25 de marzo de 2013

Impronta de Lori Meyers

video


Al fin en la calle lo nuevo de Lori Meyers. Después de ese disco redondo que fue Cronolánea y del insípido Cuando el destino nos alcance, llegan con Impronta y un buen manojo de temas. Canciones potentes y melodías perfectas son las armas con las que rendirán al más recalcitrante. Disco recomendado para todas las amebas y antisociales, para los que quieran aliviar resacar sentimentales o simplemente navegar a la deriva. Pero cuidado que es adictivo.

lunes, 18 de marzo de 2013

Las últimas ladillas



Si echamos la vista atrás veremos que la historia no es más que una larga sucesión de extinciones. Este es el feliz destino que nos espera a todos cuando el instinto de supervivencia deje de empeñarse en que nos arrastremos por el planeta a tontas y a locas. Pero en lo de las extinciones también la cosa va por barrios. Hagan cuentas de los ríos de tinta vertidos  para desentrañar la desaparición de los dinosaurios, repelentes bichos que increíblemente cuentan con simpatías allá por donde pregunten. O lean los periódicos con los ecologistas en pie de guerra en defensa del tigre bengalí o el oso asturiano. En cambio, hay especies sin tanto relumbrón que están al borde del abismo ante la indiferencia general. Y unas de ellas son las humildes  ladillas, entrañable insecto que mora en el vello púbico y que con la moda de la depilación brasileña –ya saben, dejarse el chichi como culito de bebé– se ven abocadas a la extinción al desaparecer su hábitat natural.
Por desgracia para las ladillas, el viejo dicho donde hay pelo hay alegría ha caído en desuso. Una clínica australiana de salud sexual asegura que desde el 2008 no ha pisado su local una de esas picajosas habitantes de la entrepierna. Según otro estudio, el 80% de las universitarias yanquis se afeitan a cero los bajos, no dejando ni un mal pelo al que encaramarse a nuestras amigas, que se baten en retirada.
Otro ejemplo de como la mano del hombre, en este caso la maquinilla de la mujer, aniquila una  especie, que solo buscaba su lugar bajo el sol, o mejor bajo el monte de venus, donde perpetuarse hasta la llegada de la gran extinción, donde todos arderemos en el fuego purificador. Pero a estas pobres, protagonistas de tiernas y divertidas historias de amor y chapuza, su día les ha llegado por culpa de la moda carioca. Sobre la conciencia de los brasileños caerá la desaparición de una especie que llevaba varios millones de años a lo suyo, molestando lo justo y necesario. Pero se veía venir que una sociedad que mueve las caderas a ritmo de samba en tanga iba a ser la tumba de estos visitantes no deseados.
No somos optimistas ante la posibilidad de que algún grupo de animalistas salga en defensa de las frágiles ladillas. Suelen estar más concienciados con los toros, las ballenas o la abubilla boreal, pero los animales más cercanos se la traen al pairo. Además, en este caso con que unas cuantas docenas se ofrecieran como voluntarias para servir de hábitat para que las ladillas puedan crecer y reproducirse a sus anchas el problema estaría resuelto. Pero la conciencia ecológica no va a llegar a tanto.

lunes, 11 de marzo de 2013

Falete desencadenado



Tantos los socios ordinarios como los honorarios del Falete Fan Club estamos henchidos de orgullo y satisfacción ante la épica gesta que ha protagonizado nuestro ídolo, que desde lo más alto del trampolín ha cerrado bocas y abierto otras de envidia y admiración. Por fin en la caja tonta hemos sido testigos de un momento verdaderamente estelar en el que el cuerpo del príncipe de la copla cruzaba los aires cual saeta para romper limpiamente las aguas en un elegante ejercicio que marcara un antes y un después en los saltos de trampolín.
El más grande astro del firmamento lolailo, conocedor como pocos del tronco negro del faraón, por cuyas venas el arte corre derramándose a chorros por todo su ser, ha demostrado que tiene tanto duende encima de los tablados como del trampolín. Atrás quedaron los afligidos días en que sufrió en carne propias los desmanes del amor, lejos ya el cachondeo que se traían con su perímetro de cadera o con alguna arroba de más que pueda tener. Lo que permanece es un artista como la copa de un pino, vistoso pavo real con bañador de faralaes que pronosticamos va a ser tendencia este verano desde las playas de levante hasta las de poniente.
Mención aparte merece el ejercicio con el que nos regaló el otro día, jugándose su gran tipo desde la impresionante altura de cinco metros. El grácil saltito con el que se lanzó al abismo, una ejecución carente de barroquismos innecesarios, con los movimientos justos, yendo a lo esencial. Algo solo al alcance de unos pocos elegidos. Estamos en un sinvivir por saber en qué nueva disciplina hará su próxima incursión. La equitación, el piragüismo, el triatlón, cualquiera puede ser, aunque por sus características y temperamento donde tendría un futuro más prometedor sería como luchador de sumo.

lunes, 4 de marzo de 2013

Playmate del mes: Shalla-Ball

playmate shalla ball


Ser la prometida de un superhéroe es un destino ingrato, que son tipos muy entregados a sus cosas. Una semana lo mismo tiene que hacer frente a una invasión de cucarachas mutantes en el metro de Nueva York, y a la otra que ir a toda leche a Alfa Centauro a cerrar una singularidad por donde se está colando toda la morralla de la zona negativa. Y si encima tienes de media naranja a Estela Plateada, el heraldo de Galactus, todo el día de la ceca a la meca buscando mundos para que su amo se los meriende, al final pasas de todo y te dedicas a la farándula.
Este es el argentino destino de nuestra playmate del mes, Shalla-Ball, emperatriz que fue del lejano mundo de Zenna-La, ejemplo clásico de civilización que llegó a la cumbre de la perfección. En aquel planeta hacía generaciones que no se conocían ni las penurias ni los sufrimientos. Todos sus habitantes vivían en una armonía perfecta que hacía que sus almas formaran un continuum en el que la milenaria sabiduría de su especie velaba por alcanzar cada día un grado de consciencia aún mayor. Todo ello no quitaba para que el día a día fuera  aburrido a más no poder, sobre todo cuando tu novio se ha recubierto con una capa de plata y anda surfeando por los límites del universo. Así que la buena de Shalla-Ball hizo las maletas y se vino a donde está la acción, a la Tierra, dispuesta a ser una chica mala y dejar atrás su etapa de emperatriz de un planeta amuermado.
Con esta imagen tan cool se presentó entre nosotros dispuesta a ser una estrella de cine. Como siempre, los inicios fueron duros, teniendo que tragar con hacer de secundaria en anuncios de compresas o de figurante en spots de chorizo de Pamplona. Pero su oportunidad llegó con el remake de Desembraga a fondo, mítica cinta que contribuyó como pocas a la educación sentimental de toda una generación, allá cuando en la transición el españolito medio empezó a conocer los misterios de la carne. Gran responsabilidad la de Shalla-Bell, a nadie se le escapa la gran interpretación que hizo la grandísima Estela Reynolds en el papel de su vida, donde le daba la réplica el mismísimo Fernando “Belloteropop” Esteso. Para la nueva versión contó nuestra chica plateada con los buenos haceres de Paquirrín, y la famosa escena donde le lame un pezón se encuentra ente las más tórridas del cine actual.
El éxito de Desembraga a fondo le ha abierto las puertas de la fama. Directores y productores se arrastran tras ella para que participe en sus próximos proyectos. En su cama entran y salen los hombres más deseados del momento. Cada mes cambia de deportivo, y cada dos de mansión. Vive en un cuento de hadas olvidada del doliente de Estela Plateada, del que lo último que supo es que andaba errante por la gran nube de Magallanes intentando comprender quién era, de dónde venía y a dónde iba.
Acabaremos dando una primicia mundial. El próximo proyecto de Shailla-Ball será una biopic al más puro estilo bollywoodiense de la madre Teresa de Calcuta, en el que la santa moverá su cuerpo plateado por los más bellos parajes del subcontinente indio. Muchas ciudades están pujando por el honor de que la recurrente lamida de pezón se ruede en sus calles. Seguiremos informando.