lunes, 8 de octubre de 2012

Romería militar


La economía no es más que una lista de prioridades. Tanto dinero hay y en esto y esto se va gastar, y si sobra pues ya veremos si  también en aquello. En época de vacas flacas hay que hilar muy fino para cuadrar las cuentas, sobre todo cuando hablamos del erario público. Por eso sorprende, para bien, que este gobierno del que nos hemos dotado tenga clara las verdaderas necesidades de sus gobernados. No habrá dinero para escuelas u hospitales, el presupuesto para ciencia o desempleo esta en plena edad de hielo, pero el flanco de la fe está bien cubierto, manu militari.
Y es que se oyen aleluyas y por todos los ámbitos suenan salves al divino creador cuando leemos con arrobo que el gobierno se ha gastado más de doce mil euros en que una delegación del ejercito y de la guardia civil vayan a Lourdes de peregrinación. A lo que parece, tan pía expedición la llevamos sufragando desde 1958 en el marco de la PMI (peregrinación militar internacional) que  dicen sirve para promover lazos de colaboración y fraternidad entre los 35 paises que la integran.
Pensabamos que el papel del ejercito era dar caña al enemigo, no el de confraternizar con él. Qué lejos quedan ya los tercios de Flandes o los conquistadores de América, matando indios del Caribe a la Patagonia con la espada en una mano y la cruz en la otra. Ahora van todos en comandilla a Lourdes, en vez de  a Santiago a marchas forzadas a rendir pleitesía al matamoros. No vamos a proponer que se bajen hasta el Rocío que ya sabemos que a la guardia civil le va más lo de dar tortas que palmas. Pero alguna virgen perdida a la que peregrinar a un precio más apañado podían haber buscado. Lástima de antidisturbios, que bien estarían de romería hacia Jerusalén, que entre que van y vienen viviríamos tranquilos una temporada, y ellos se ganarían el cielo.

2 comentarios:

Rick dijo...

Usted lo que pasa es que es un descreído. Pero debería comprender que España, hoy en día, no tiene otra solución más a mano que ponerse a rezar. Y para eso están nuestros valerosos ejércitos: mejor rezando que dando golpes de estado, ¿no?

chafardero dijo...

@ Rick
es verdad, pero podían hacerlo en su tiempo libre y de su bolsillo