lunes, 31 de octubre de 2011

Playmate del mes: Stela Chiffon

Stela playmate del mes

Nuestra playmate de este mes es nada más y nada menos que la gran diseñadora de mobiliario Stela Chiffon, a la que no le duelen prendas a la hora de utilizar lo que dios le ha dado para promocionarse.
Como a tantas otras, un acontecimiento de su infancia marcó su vida para siempre. A la tierna edad de siete años descubrió a su padre montándoselo de mala manera con la vecina tras el cesto de la ropa sucia, escena que se grabó a fuego en su memoria. En su juventud tuvo la suerte de pasar siete fines de semana en el Tíbet, donde tras un arduo trabajo de introspección, descubrió que lo suyo era el interiorismo. Desde el primer momento vio clara su línea estilística. Utilizaría la textura orgánica de la madera y la calidez de las telas para crear el ambiente idóneo en la principal actividad del ser humano: la fornicación en todas sus formas.
No es la utilidad o el confort lo que busca Stela en sus diseños, sino la ergonomía sexual. Aborrece del funcional y frío diseño sueco, de la elegante línea italiana, poco útil para un revolcón, o del estilo castellano, que en sensualidad no va más allá del pitorro del botijo. Stela cree que en este país se folla poco, y básicamente en los putis, por lo que propone los muebles del hogar como nuevos juguetes sexuales.
Hasta ahora, el mobiliario  había dado poco juego. Quitando la sufrida cama de matrimonio, testigo de tristes misioneros, la silla frente al ordenador donde hacerse la gayola, o la cortina donde limpiársela a toda prisa antes de que llegara la parienta, todo eran trabas para el amor. Pero con la Chiffon eso se va a acabar. En la foto posa ante un nuevo sillón de su creación, donde ha testado 69 maneras distintas de copular, en pareja, en trío o en pelotón, juntos o por turnos. También ha diseñado un sofá para orgías y una cama redonda para intercambio de parejas. Los hogares de Stela ofrecen mil rincones donde folgar. Su secreto está en la laca que utiliza, impregnada de feromonas de chimpancé, que hará que los habitantes de la casa estén en celo permanente. Posea a su mujer sobre la tabla de planchar y déjela sin una arruga. Acaricie el cielo con su cuñada en la encimera de la cocina mientras le prepara un mojo picon. Rete a la ley de la  gravedad trajinándose encima de la cómoda a una testigo de Jehová que incauta apareció para darle la buena nueva. Descubra las múltiples maneras de follar en las casas diseñadas por Stela Chiffon. Al igual que Ikea, su lema es móntalo tú mismo, pero no solo.

6 comentarios:

Un paseante dijo...

El problema es que el mobiliario no viene completo: muy bien lo del olor a feromonas, pero... ¿no podrían adjuntar -por un módico suplemento- una Stela de esas características?

Luis Cóngrio dijo...

Pardiez; no me seduce ninguna de mis cuñadas.
Y tampoco se me explica lo de "a puerta gayola".
Volveré al "Meublé" que hay cerca de casa, con sus luces rojas y sus terciopelos verdes.

chafardero dijo...

@ paseante:
Está de suerte, porque nuestra atareada diseñadora está de promoción de su última colección, y puede pasar por su domicilio para hacerle un estudio personalizado sobre las posibilidades de su mobiliario.

chafardero dijo...

@ Luis Congrio:
Veo que su educación sobre mobiliario es francamente mejorable, asi que la buena de Stela se ofrece para ponerle mirando pa Cuenca desde el sofá que a usted más le guste.

noveldaytantos dijo...

¿ Qué tendrá esa que no tengan las demás ?. Tan solo TODO.

chafardero dijo...

@ Noveldaytantos:
Sobre todo, una sólida trayectoria en el diseño del mueble erótico.