lunes, 12 de septiembre de 2011

Coleccionable: carteles electorales

Decore su casa con los carteles electorales más impactantes. Imprima un toque retro a su hogar con los mejores perfiles de los padres de la patria. Para abrir boca cara a los próximos comicios, recuerde todas las promesas, los grandes eslóganes, los sueños en tecnicolor que ofrecieron a los que les otorgaran su confianza. Con este coleccionable se hará un experto en agitación y propaganda, y dominará la jerga mágica propia del género: progreso, futuro, confianza, cambio, responsabilidad, ilusión.
Ahora disfrutará en su sala de estar de la adusta efigie de Manuel Fraga cuando prometía solucionar los problemas manu militari. La mirada de trilero de la calle Sierpes de Felipe González quedará ideal en el salón de su casa. Señoree el dormitorio de invitados con la severidad esteparia de Aznar, mirando desde la cima de la historia, o el gesto de cordero degollado de ZP, el de la ceja circunfleja.
Como oferta de lanzamiento, cartel electoral de Adolfo Suarez prometiendo el oro y el moro con tal de seguir en el sillón, y un jugoso dossier sobre todas las promesas electorales incumplidas. Como oferta muy especial para todos los suscriptores de esta histórica colección, en exclusiva mundial, el cartel con el que se presentara Mariano Rajoy en las generales que vienen. Y podrá participar en un sorteo para pasar la jornada de reflexión en un parador nacional, y poder tomar tan importante decisión con la historia como testigo y teniendo en mente solo el bien de la patria.

6 comentarios:

Un paseante dijo...

Me saltan las lágrimas con esta colección tan patriótica. Claro, ahora que caigo se acerca la época de los fascículos. Joder, cuánta esdrújula. Como se nota que estamos hablando de políticos.
Y sí, Felipe tenía cara de lo que es: de trilero. Gatazo tontiastuto, le llamó alguien una vez.

Luis Cóngrio dijo...

En mi más tierna juventud, trabajé -cobrando- para la UCD.
Cuando recorríamos las pequeñas villas de la geografía gallega anunciando, por la megafonía del coche, el mitin de la tarde, además pegábamos treinta o cuarenta carteles de los que usted dice, con el careto del Suárez. Más de una vez nos pidieron algún póster del Adolfo, para colocar en el salón de casa.
Verídico, se lo juro.

chafardero dijo...

@ Paseante:
Guerra, a pesar de ejercer de malo de la peli, era mucho más guasón. Todavía me acuerdo de lo de tahures del Misisipi.

chafardero dijo...

@ Luis Congrio:
Ya suponía que un hombre tan templado, acuámine y equidistante como usted sólo se podía entender desde una perspectiva centrista, aunque fuera a sueldo.

Luis Cóngrio dijo...

Ya me gustaría ser tan centrista como el sr. Rajoy.
En aquella época había tonteado con el anarquismo, gracias a una mujer. La siguiente era más pragmática y ganamos mucho más dinero con UCD.
Siempre fui un pusilánime.

chafardero dijo...

@ Luis Congrio:
centrado centrado no veo yo a Rajoy. En lo que sí que le doy la razón es que en el centro se gana más que de anarquista, no en vano todos los partidos se pegan por conquistarlo. Por algo será.