jueves, 3 de febrero de 2011

Durmiendo con tu enemigo



Durmiendo con tu enemigo
Calvin y Hobbes por Watterson

El sueño de la razón infantil provoca monstruos de peluche



10 comentarios:

Luis Cóngrio dijo...

Desde que supe que “degolladura” es un escote, no me fié mucho de Francisco Degolla; no he vuelto a quedar con él.
Mejor me quedo con la frase que has escogido.
Aunque no los seguí mucho, Calvin y Hobbes siempre me parecieron muy interesantes.

Un paseante dijo...

Muy buena la frase, sí señor. Y la pareja Calvin & Hobbes también es de mis preferidas. Trasciende el mundo supuestamente infantil que parece abarcar.

noveldaytantos dijo...

Lo de meterle mano a un oso de peluche nunca lo he probado, pero vete tú a saber. Mientras no muerda...

Capazorros dijo...

Yo es que dormía con un cerdito de plastico, lo de los peluches no los domino.

chafardero dijo...

@ Luis Cóngrio:
Ya veo que has tenido tus más y tus menos con el sordo. Yo con él siempre me he hecho el loco

chafardero dijo...

@ Paseante:
De lo mejor que hay en el tontorrón género de los niños traviesos.

chafardero dijo...

@ Noveldaytantos:
Para empezar puedes probar con Mimosín, y si la experiencia es positiva puedes dedicarte a la caza mayor.

chafardero dijo...

@ Capazorros:
Y era de esos cerditos que tenían una ranura, y a ti te gustaba meterle cosas por allí, viciosillo?

Poyatos dijo...

jejeje, qué grandes Calvin y Hobbes!!

yo era super fan, me lo leía siempre en el dominical infantil. luego pasaba de los crucigramas porque no me da el intelecto, pero esos sí que los entendía.

me recuerda que un amigo mío tenía un peluche de un tigre pequeño en su casa y con el tiempo, le cedieron las costuras por abajo. mi amigo descubrió que era muy divertido agrandárselas metiendo y sacando. ya imaginas cómo era, no?

creo que al final el provecto tigre reventó o se pudrió por humedades internas largo tiempo soportadas. snif, no somos nada!

chafardero dijo...

@ Poyatos:
Ahora comprendo por qué están los divanes de los psiquiatras llenos de tigres de trapo traumatizados.