lunes, 5 de abril de 2010

Móvil güija


Seguro que todos recuerdan las grandes prestaciones del último smartphone de la compañía HTC (High Tecnology Compostelana), el SINTONG NISONG 123321. A las utilidades ya comunes a todos los teléfonos de gama alta se unía una totalmente revolucionaria, como es la posibilidad de utilizarlo como una güija para conectarse con los habitantes del más allá.
A falta de conocer las especificaciones finales y los distintos tipos de contratos de la operadoras, podemos adelantarles que mediante este terminal podrán conectarse con el otro mundo vía wifi o 3G. Gracias a los sistemas wifi tendrán la posibilidad de hablar con sus parientes y amigos fallecidos sin costes adicionales. En la pantalla del móvil aparecerá un tablero güija alrededor del cual se situarán al menos tres personas, y podrán preguntarle, por ejemplo,  a la llorada tía Enriqueta qué tal anda de los juanetes, a la buena de la abuela Matilde si le sigue gustando el vino quinado, o al añorado primo Ricardo comentarle que su mujer se volvió a casar  a los tres meses de su entierro.
Pero el verdadero interés de este móvil está en la posibilidad de conectar vía 3G con muertos famosos. Y aquí es donde se ha declarado una guerra a muerte entre las diferentes operadoras para contar con los servicios en exclusiva de los finados más demandados. Si quieren preguntarle a Cleopatra quien era mejor en la cama, si César o Marco Antonio, o si usaba la leche de burra de Yves Rocher o la de Vichy, tendrán que hacerse un contrato con Vomistar, que también cuenta con los servicios de Napoleón, Millán Astray o Fofó, entre otros. Potafone opta por los muertos recientes: pregúntale a Jimi Hendrix cuál era su marca de púas preferida, a Cecilia por su estilista o a Reagan que estudios se necesitan para ser ayudante del sheriff. Si lo tuyo es la tauromaquia y quieres saber hacia qué lado cargaba el paquete el Pasmo de Triana o como ejecutaba Paquirri el bolapie, pásate a Orate y tendrás todas las respuestas. Otro personaje muy solicitado, Jesucristo, está todavía estudiando las diferentes propuestas de las compañías telefónicas.
Olvídense de las video-llamadas o las conexiones a internet desde el teléfono. Charlar con el más allá es lo último en tecnología móvil. Vayan practicando para cuando sean ustedes los que estén al otro lado de la línea.

6 comentarios:

Un paseante dijo...

Bien. Me apunto a Potafone, por razones obvias. Claro que no ha hablado usted de las tarifas: supongo que ahí está la trampa. Hablar con Jimi, que aún encima estará medio sordo, puede salir por un pico. Y no hay posibilidad de compartir el pago, claro.

Kalifer dijo...

Yo quiero chatear con Vanessa/Sandra, la del espejo y las tijeras, eso si que serían llamadas excitantes y no las que hacía a Noche de fiesta (que dinero más mal gastado jo)

noveldaytantos dijo...

La última cabronada es llamar a cobro revertido (que no pervertido) a un familiar fallecido. Para que se acuerde de como eran las cosas, vaya.

chafardero dijo...

@ Paseante:
No conviene hablar de picos delante del amigo Jimi, no sea que vuelva a las andadas.

chafardero dijo...

@ Kalifer:
Tú lo que necesitas es la opción pasar saldo, que veo que te sale otro pico el móvil.

chafardero dijo...

@ noveldaytantos:
Casi mejor que para estos menesteres te deje un pellizco en el testamento, así se evitan malos rollos luego