lunes, 22 de febrero de 2010

La cólera de Thor



-¿Acaso osas contradecirme, alfeñique? ¿No sabes ante quien te hayas, mísero mortal? Yo soy el poderoso Thor, el dios del trueno, y mi cólera es justamente conocida a éste y al otro lado del puente del Arco Iris. Allá, en la mítica Asgard, la morada de los dioses, me sentaba a la derecha de mi padre, el gran Odín, soberano supremo de aquellos reinos. Tanto en el salón del trono como en la gran sala de banquetes, solo él me precedía. Todos los guerreros y nobles de la celeste Asgard me rendían pleitesía y se hincaban de hinojos a mi paso. Ya fuera en las tierras de los trolls  o en la de los gigantes de las tormentas, mi martillo que anuncia el trueno era la ley. A este lado del puente del Arco Iris, en esta triste tierra tan falta de nobleza y honor, venciendo mi natural repugnancia, he ayudado a mantener a salvo vuestras pobres vidas. He ofrecido mi brazo a los poderosos Vengadores, ora para contener a Hulk el del cerebro de habichuela, ora para detener a Galactus y su hambre destructora. He padecido también el vacío de la inexistencia, y he tenido que asistir al ocaso de los dioses, al Ragnarok, y ver con estos ojos que ya no volverán a ser los mismos como mi propio hermano, Loky el dios loco, provocó la ruina y destrucción de Asgard. Y ahora vienes tú, simple despojo mortal, a contradecirme.
-Verá, señor, no es culpa mía, pero le juro que se han acabado los pepinillos. Si quiere, puede pedir la hamburguesa con doble de queso o con rábanos, que además vienen con las figuras oficiales de la película Perdidos en el bosque 2.
-Sea como dices, vergüenza de tu gremio, y dame una con doble de queso. Pero has de saber que como esto mismo se vuelva a producir voy a arrasar este tugurio hasta sus cimientos, y  después de aplastaros como a cucarachas, llenaré vuestras calaveras de sal para escarmiento de las generaciones venideras. Y vengan acá esas figuritas.

4 comentarios:

Subterráneo dijo...

Si es que las drogas son mu malas. Y aún ha tenido suerte el pobre mortal que lo ha atendido: se ha salvado del mandoble por un pelo.

chafardero dijo...

Las drogas y la exposición prolongada a los tebeos marvel.

noveldaytantos dijo...

Yo tenía un profesor que se llamaba Thor. Thor Kuato. Y de superhéroe nada.

chafardero dijo...

Bueno, bueno, a saber a qué se dedicaba en su tiempo libre.