domingo, 10 de mayo de 2009

Benedicto en la vendimia

Visto el gran bajón que se aprecia últimamente en la calidad del vino de misa, Benedicto XVI en persona ha decidido tomar cartas en el asunto y supervisar personalmente la recogida de la uva. Además, está elaborando una encíclica, In vino veritas, en la que definirá los estándares de los caldos destinados a convertirse en la sangre de Cristo. En la foto le vemos en Cambados inspeccionando la cosecha de alvariño, que fuentes vaticanas aseguran que tiene muchas posibilidades de convertirse en el vino oficial de la iglesia católica en las celebraciones de adviento y epifanía.

8 comentarios:

Daemonicus Imprimatur dijo...

Como eso sea cierto, creo que voy a ir buscando un conjuro un conjuro que me permita entrar en las iglesias sin consumirme en las llamas.

chafardero dijo...

También se está estudiando la posibilidad de hacer una queimada en la eucaristía, así podrás quemarte por dentro y por fuera

noveldaytantos dijo...

A este tío le sienta bien todo. Siempre que sea con faldas, claro.

chafardero dijo...

En la intimidad dicen que usa ligero

Kalifer dijo...

A mi es que el vino ya no me hace efecto, si quieren que vaya a misa de Jack Daniels para arriba. Además para que el vino sea la sangre de Cristo, su madre tendría que ser una parra y su padre unos pies, y todos sabemos que son un carpintero cornudo y una zoofila follapalomas.

chafardero dijo...

Tu propuesta del Jack Daniels iba a aumentar la asistencia a misa, pero me temo que en vez de cantar salmos la peña acabaría entonando lo de Desde Santurce a Bilbao o Mami que será lo que tiene el negro

Kunin dijo...

¿Y si le echaran coca-cola al vino de misa? ¿No aumentaría el número de devotos en las iglesias? ¿Quién se iba a resistir a ir a un sitio donde dieran kalimotxo gratis y, además, se repartieran hostias?

chafardero dijo...

Si regalaran unos porritos ya sería la fiesta perfecta.