domingo, 5 de abril de 2009

Medidas anti crisis

medidas anticrisis


Ante los movimientos sísmicos que se están produciendo en la banca, escasez de circulante, activos tóxicos, morosidad, las preclaras mentes que rigen nuestros destinos financieros han decidido tomar medidas de choque para asegurar la estabilidad del negocio y los sueldos de sus directivos. En la foto ven una de las primeras en concretarse, una nueva serie de cajeros automáticos que no permita alegrías al pérfido cliente que quiere sacar sus ahorros sin reparar en la falta de liquidez de estas benditas instituciones. Pero también están sopesando propinar a los bragados que se acerquen a pedir un crédito unas descargas eléctricas en las muelas para que aprendan a tener la boca cerrada.

Próximamente lanzarán su nueva cuenta Enculada Plus para clientes preferentes. Cada vez que se les ocurra abrir la libreta para mirar algo les cobrarán un euro de comisión, dos si tienen la osadía de llevarla a actualizar y diez el día del cumpleaños del señor presidente, además de las comisiones habituales.

Estas actuaciones son para hacer frente a la subida de los hoteles de cinco estrellas en los paraísos fiscales, la carestía de la prostitución de alto standing y el subidón que ha pegado el Dom Perignon que hace que algunos ejecutivos a mediados de mes se vean abocados a tomar solo Burdeos.

Si con estas medidas no se enderezara la situación no dudarán en tomar otras más enérgicas como hipotecar almas, que voluntades ya las tienen todas bajo llave.

4 comentarios:

noveldaytantos dijo...

Sí señor, estas medidas funcionarán. Nosotros ya indicamos en su día los cajeros automáticos que escupirán a aquellos clientes que no paguen las hipotecas. Auténtica tecnología punta.

chafardero dijo...

Tecnología puta diría yo pero efectiva cien por cien

Kalifer dijo...

Es que no puede ser que nuestros banqueros y políticos follen con putillas de 20 euros y en vez de caza tengan que jugar al mus, ¡¡que despues se rien de nosotros en el G20!!

chafardero dijo...

Desde luego, la clase de un pais se mide por la calidad de vida de sus banqueros, así que no hay que regatear esfuerzos