domingo, 18 de enero de 2009

Los médicos sicilianos también pasan consulta en el otro mundo


Esta vida está llena de achaques, pero no se hagan ilusiones que la otra también. Si creían que tras la muerte se iban a librar de las almorranas, los sabañones o los golondrinos que salpimientan nuestros días estaban muy equivocados. Y si no, pregúntenle a los galenos sicilianos, verdaderos especialistas en patologías del más allá.

Estos profesionales no solo procuran la salud de los vivos, sino que después de muertos también pasan consulta a sus pacientes, que su cambio de estado no altera su dedicación. Tendría que valer de ejemplo a otros colegas, que a los primeros síntomas de rigor mortis ya se dan por vencidos. La medicina siciliana lleva el juramento hipocrático a sus últimas consecuencias, que la salud y el bienestar de los pacientes es su objeto y nos están dispuestos a cejar por mucho que éstos se muden al otro barrio.

Claro que la seguridad social cree que tanto celo se debe a que los médicos cobran por cada paciente que tienen a su cargo y que se lo quieren llevar muerto, que ya han levantado 14 millones de euros por supuestamente atender a clientes que llevan mucho tiempo criando malvas.

El pensar que el gremio matasanos solo se mueve por sanear su cuenta corriente es un error; es el genio italiano que nos vuelve a regalar una de sus ideas visionarias como es extender el seguro médico a la otra vida, que también tiene sus percances. Los domiciliados en el infierno corren alto riesgo de accidentes laborales: quemaduras de pez hirviendo, picaduras de enjambres de avispas, ataques de histeria por la reproducción perpetua de temas de Andy y Lucas o las bromas pesadas de Satán. Los que vegetan en el cielo, aburridos como ostras entre nubes de algodón tocando el arpa, necesitan apoyo sicológico para aguantar las batallitas y el mal humor de San Pedro o las aventuras de Jesús.

Ahora ya podemos morir tranquilos sabiendo que más allá del túnel seguirá nuestro médico de cabecera quitándonos el dolor de cabeza, aunque vayamos con ella debajo del brazo.



6 comentarios:

Serio Pérez dijo...

Cuando estoy enfermo, siempre he preferido ser examinado por mediums, brujos y curanderos porque tienen incluido el servicio de atención en el más allá.

chafardero dijo...

Yo también tengo contratado un seguro médico con Aramís Fuster que me reporta una gran calidad de vida tanto en éste como en el otro barrio

Kalifer dijo...

A mi me viene muy bien, porque tengo gases y he oido que los muertos todavía más, ¡¡quiero un tío que me inyecte aerorex en vena to los días!!!

chafardero dijo...

Es verdad, la aerofagia post morten es una de las patologías más frecuentes en el más allá

Kermit dijo...

Los sicilianos siempre han sido muy buenos médicos de... famiiilia.

chafardero dijo...

Es que si la familia no cuida de ti quién si no