miércoles, 14 de enero de 2009

El porno pide un plan pa tirar palante


Estamos ante una crisis galopante que no respeta ni jineteras, ni mamporreros, ni actores porno ni demás obreros sexuales, que pueden pasar de mover el cucu compulsivamente a pedir la vez en la cola del paro, pues con la depresión económica el morbo anda por los suelos. Las ventas del ramo han bajado un 22%, lo que ha llevado a los dos grandes capos del negocio en los USA, Larry Flynt, el editor de Hustler, y Joe Francis, responsable de Girls Gone Wild, a pedir al congreso un plan de rescate igual al utilizado en sectores como el bancario o el automovilístico.

Parece que por falta de liquidez ya han tenido que suspenderse varios rodajes, que sin el unte necesario la maquinaria no funciona. Los altos pitos de interés, con mangos XXL, han dado paso a otros más discretos de talla S, mientras la inflación pectoral de algunas actrices alcanza ya a algunos globos estratosféricos. Con estos preocupantes indicadores económicos creemos de justica que se acuda al rescate de una industria de vital importancia para el equilibrio mental y el humor de gran parte de la población. Lo mismo que salvaron a los banqueros, especialistas en follarse vivos a todo el que requiere sus servicios, con más razón a este gremio donde las enculadas son de mutuo acuerdo.

Además, es un sector con una difícil reconversión. Cuando haces porno ya no hay retorno, y el excedente de mano de obra no es fácil de recolocar, a no ser que sea como repartidores de pizza, en la optimización y mantenimiento de cañerías, catadores de ostras o en el encurtido de altramuces.

La causa del bajón en el consumo puede ser la crisis pero tampoco es descartable que la gente esté consumida de tanto ver y haya decidido poner en práctica todo lo aprendido en tantos y tantos sexy documentales, que quien más quien menos ya se sabe cincuenta maneras de hacérselo en la mesa de la cocina, veinte formas de usar la bañera (y ninguna para bañarse) o como convertir el descansillo de la escalera en Sodoma y Gomorra. Ya decía el refrán que cascársela con pelis porno está bien pero follando se conoce gente, y si tienen que organizar un plan de rescate, que sea para sacarnos de los brazos de una descomunal mulata de carnes prietas.

10 comentarios:

Serio Pérez dijo...

Yo pienso marcar la casilla porno en la declaración de la renta de este año.

chafardero dijo...

Nacho Vidal, Dunia Montenegro y demás artistas te estarán abiertamente agradecidos

Kalifer dijo...

Creo que deberiamos dejar que sigueira en picado hasta ver a las actrices porno pidiendo por las casas. Yo les daria comida y bebida, ¿la ropa vieja no les hace falta no?

chafardero dijo...

Como mucho algún tanga para cuando aprete el frío

psicodelirium dijo...

Me ofrezco voluntario para intentar paliar la crisis de tan magno invento. Basta de ayudar a bancos y a ayuntamientos, que siguen sangrándanos como nunca.

chafardero dijo...

No sé por qué pero intuyo segundas intenciones en tu ofrecimiento

Kermit dijo...

Todo mi prometedor futuro como guionista de películas porno, a la mierda. ¡Dichosa crisis!

chafardero dijo...

Tendrás que conformarte con hacer guiones para anuncios de sardinas en aceite, que pagan bien y en especies

Galiblog dijo...

jajaaja

pues no es ninguna coña esta crisis. un yanki se compra el dvd porno más novedoso y luego lo cuelga a cualquier soporte de archivos compartidos. al final, toda Europa, América y los que tengan PC en Asia y Oceanía (que no está la renta per cápita muy católica por aquellos lares), se la sacude. en conclusión: el gran trabajo artístico de los productores de turno tiene setenta millones de espectadores y vende los 25 euros que pueda valer el dvd.

no entendéis que los pobreticos no puedes vivir con estas condiciones de pirateo?

francamente, prefiero que subvencionen a los actores/felatrices porno que a los del cine español, que saca una peli buena al año y el resto no se ven ni en la dos en la franja horaria en la que volvemos resacosos y se está haciendo de día.

yo era músico y no he vendí más discos que el número de incautos miembros de mi familia que infelizmente se atrevieron a aparecer por algún concierto mío.

ahora hago sexo en vivo en el lupanar Asun, ubicado en la carretera de lepe y ahí sí que estoy sacándome un buen jornal.

así es el arte. reciclarse o giñarla!!

chafardero dijo...

Desde luego que tienes más razón que un santo. Y me ofrezco voluntario para hacerte sustituciones en el lupanar Asun, que tan poco es plan que hagas tu solo todo el trabajo