lunes, 12 de mayo de 2008

Despechada


La Rouco family anda revuelta. La sobrina del cardenal-arzobispo y futuro beato, sino santo, sale en pelota picada en el Interviú, y mucho nos tememos que sin el nihil obstat de su tío.

La pecadora, casualmente llamada Magdalena, se queja desde la portada del doble rasero de su pariente, que no hace más que sermonear en defensa de la familia mientras le da la espalda a la suya. Cuenta que en una actitud muy propia de un príncipe de la Iglesia, ni acudió al entierro de su hermano ni le dio el pésame a la viuda, conducta cristiana como pocas. Tiempo después Magdalena fue a pedirle ayuda pues su marido estaba en el paro, y don José María hizo caso omiso del deber de todo cristiano de ayudar a su prójimo, más cuando éste está casado con una de su sangre. Qué le hubiera costado meterle de chico de la limpieza en la COPE, o para llevarle los cafelitos a Jiménez Losantos.

Lo que ocurre es que Rouco Varela está tan preocupado en pastorear a los hijos de Dios que no tiene tiempo para sus sobrinas, que el grado de parentesco es más lejano. Por otro lado, si atendemos a la economía de la salvación, sabiendo que nuestro señor no da puntada sin hilo, ésta puede ser una prueba para el presidente de la conferencia episcopal. Igual que Jesucristo resistió cuarenta días en el desierto las asechanzas del maligno, así tiene que enfrentarse ahora Rouco contra uno de los enemigos del hombre, la carne de su carne, y demostrar la templanza e integridad de su fe y la presencia de ánimo para superar los obstáculos que se le presentan en su carrera hacia la santidad. Pero si gentes de la catadura de Escribá de Balaguer ya se han hecho un hueco en los altares, no creemos que este otro María tenga muchos problemas llegado el momento.

El problema sí será el que se generalice la costumbre de que las sobrinas de los obispos salgan enseñando, que como todas luzcan como ésta, de tales visiones líbranos señor.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Con Don Antonio Maria no vale eso de "Colócanos a toos", a lo que parece.......

chafardero dijo...

Del nepotismo líbranos señor